En Israel no hay ciudades mixtas

Estándar
Colonos armados llegan de Cisjordania a Lod.

La violencia en las calles de las llamadas “ciudades israelíes mixtas” no es una “tensión aguda” entre “dos comunidades” de “la misma ciudadanía” en el “Estado” de Israel. Es una consecuencia de la limpieza étnica institucional perpetrada por el régimen sionista, a cámara lenta en la capital palestina, Jerusalén. El ultimo desalojo de familias palestinas en el barrio Sheikh Jarrah, y la violencia israelí contra sus habitantes, fue la chispa de esta ronda de levantamiento anti colonialista que se expandió de Jerusalén al resto de Palestina. Este artículo es un estudio de Lod, una de estas ciudades.

Por Razi Nabulse.

Lod se levantó, sus calles viven enfrentamientos entre la gente palestina y los colonos, casas y coches quemados, hay disparos y cócteles molotov, y un muerto palestino por balas de colonos. Pero para entender los motivos de este levantamiento hay que entender las condiciones de vida de la gente palestina en las llamadas falsamente “ciudades mixtas”.

En la Nakba de 1948 las organizaciones militares sionistas expulsaron a 17.000 personas de la ciudad. Solo se quedaron 1.030 personas. La vida en Lod es una resistencia y padecimiento diario. A Lod le afectaron todos los eventos que ocurrieron en Palestina. El desmantelamiento de los asentamientos de Gaza repercutió en la reubicación de los colonos sionistas en la ciudad, la expansión del ferrocarril de Israel repercutió en la confiscación y destrucción de propiedades de la gente palestina. Pero también le afectó el acuerdo de Oslo entre la OLP e Israel, así como la llegada de la corriente sionista-religiosa a la cabeza del régimen de Israel.

Lod -como el resto de las localidades palestinas en “Israel”- se convirtió en una cárcel desde la Nakba. Una cárcel que se aprieta cada vez más. El Estado israelí sigue desde entonces una política de empobrecimiento, limitando el acceso al trabajo, en paralelo con la inundación de los barrios palestinos con drogas y armas. Todo, en el marco de lo que Israel llama: “La judaización”. Dejando lo que quedó del pueblo nativo palestino en la margen del “Estado judío”. Estos son los componentes de la sistemática limpieza étnica en las “ciudades mixtas”.

Es una limpieza étnica lenta, porque después de la Nakba el nuevo “Israel” necesitaba mano de obra barata para construir asentamientos. En los años sesenta aumentó la población palestina en Lod, debido al desplazamiento forzoso de gente palestina de diferentes partes de la Palestina colonizada. Por un lado, la ciudad recuperço un poco de su carácter árabe palestino, pero, por otro, la gente palestina se encontraba bajo administración militar. Porque Lod fue una de las zonas donde el nuevo Estado sionista concentró al resto la gente palestina que quedó tras la Nakba.

Las autoridades israelíes no dan permisos a la gente palestina para construir casas, por lo tanto una parte alquila en barrios judíos, pero mucha gente construye casas sin permisos. De este modo, la gente palestina está bajo la espada de la destrucción de sus casas “ilegales”. En Lod solo hay alrededor de 3.000 viviendas palestinas construidas, a cuyas habitantes se les negó el permiso. Cabe mencionar que la calidad de construcción es modesta debido a la situación económica, y que las personas que alquilan en los barrios judíos, son de un nivel económico alto.

Ciudades judaizadas con campos de refugiados

“Ciudad mixta” es una mentira israelí. Se trata de ciudades tomadas por fuerza militar en la Nakba de 1948. En dichas ciudades, el espacio público es sionista, los periódicos, la vida cultural, el alcalde y los oficiales todos son sionistas. La gente palestina vive en “urbanizaciones” parecidas a campos de refugiados, con menos servicios que en los barrios judíos, aunque pagan los mismos impuestos. Son guetos palestinos, de “tercer mundo” dentro de ciudades sionistas israelíes del “primer mundo”. De hecho, Lod es el patio trasero del monstruo llamado “Tel Aviv”. Los inmigrantes judíos de diferentes partes del mundo aterrizan en Lod, pero cuando mejora su situación económica, se mueven hacia Tel Aviv para satisfacer sus fantasías orientalistas. Ya que Tel Aviv se extendió en detrimento de la ciudad palestina de Yafa que fue diezmada en la Nakba.

La demografía judía en Lod cambió varias veces, mientras tanto los palestinos se quedaron en sus guetos. Los “nuevos llegados” de inmigrantes judíos de la ex URSS y los colonos sionistas de los antiguos asentamientos de Gaza fueron reubicados en Lod, pero en los barrios privilegiados judíos. En paralelo, Israel dejó a los “traidores colaboradores” palestinos de Cisjordania, Gaza y otras partes del país en Lod. Les dejó sin papeles ni subsistencia, lo que les convirtió en instrumentos nefastos en el contexto de inundación de los barrios palestinos con drogas y armas, empeorando la inseguridad en los guetos-barrios palestinos.

La composición tribal de la comunidad palestina en Lod es un catalizador dañino en el proceso sionista de destrucción social y limpieza étnica institucional. En los barrios palestinos inundados con armas y drogas, la mentalidad de venganzas que caracteriza la comunidad tribal aumenta la inseguridad. Eso se entrelaza con el hecho de que hay 2.000 sin papeles involucrados en el “submundo delincuente”.

Fantasma de la muerte en las ciudades “judaizadas”

“Lod es la primera ciudad que se hundió en el crimen callejero”, son las palabras del famoso rapero palestino Tamer Naffar de Lod. Se refiere a las ciudades palestinas que están bajo jurisdicción israelí directa. Es decir, en lo que es conocido como “Israel”. En los años noventa, tras el acuerdo de Oslo entre la OLP, Israel empezó su política de inundación con drogas en Lod, Haifa, pero también en Jerusalén. Y después de la segunda Intifada del año 2000, en la cual participaron los palestinos de 1948, con nacionalidad “israelí”, Israel amplió esta política para desmoronar la sociedad y despolitizarla. Se hizo a través de sus servicios de seguridad y policía.

Antes del año 2000, y según datos de la policía israelí, se vendían en Lod 12.000 dosis de drogas cada día. Cuando la población palestina quiso luchar contra este fenómeno, las autoridades del “Estado judío” les prohibieron, y consideraron el intento como “vigilancia parapolicial”.

En 1950 la población palestina nativa de Lod representaba el 9% de los habitantes. A día de hoy, el 30%. Pero no es debido a un crecimiento natural, sino también a la contra inmigración sionista, porque la situación socio-económica de la ciudad empuja a los sionistas de mejor situación económica a dejar la ciudad.

Tamer Naffar señala que “la pobreza une a toda la gente en Lod”. La gente judía que no puede escapar de la pobreza en Lod se une a la gente nativa palestina empobrecida. La violencia alimentada por las políticas del Estado sionista empezó a salir a las calles principales. Según Tamer Naffar y el activista Rami Yunes, los judíos y palestinos de Lod se pelean juntos contra los judíos de Tel Aviv. Las enfermedades del gueto palestino infectaron la parte judía de la ciudad.

“Nucleo toratico” para desarraigar los palestinos

El sionismo religioso -históricamente una corriente del movimiento sionista- floreció más dentro de los asentamientos construidos en Cisjordania y la Franja de Gaza. Una decisión importante fue tomada tras el redespliegue del Ejército israelí en Gaza en 2005 -que conllevó la evacuación de los asentamientos sionistas dentro de la franja- y la reubicación de los colonos de Gaza en Lod. El sionismo religioso decidió prohibir nuevos redespliegues a través de dos acciones. La primera, ocupar posiciones en las entidades del “mainstream”. La segunda, ocupar posiciones dentro de los servicios civiles y de seguridad.

Los sionistas religiosos consideran que “la salvación del pueblo judío, llega después de que los infieles crean un Estado”, ya que los fundadores del sionismo eran ateos. Los adherentes del sionismo religioso -al contrario del sionismo político fundador de Israel- rechazan en absoluto la presencia de los palestinos. Eso explica la calcinación de la familia Dawabshe en Cisjordania. Dicha corriente quiere exacerbar el ataque contra el pueblo palestino para “acelerar la salvación”. Los partidos y organizaciones sionistas religiosas en Israel cuentan con apoyo financiero estatal y también de muchos actores evangélicos en Estados Unidos.

La elección de Yair Revivo del partido Likud en 2013 como alcalde, fue un momento decisivo para el sionismo religioso. Lod se considera un ejemplo ideal de la consolidación de “núcleos toráticos” anti palestinos. Rami Yunis explica que Revivo ofreció a unos grupos sionistas religiosos, que se autodenominan “núcleos toraticos”, 25.000 metros cuadrados en Lod a precio de 2 dólares por metro. Establecieron “la escuela preparatoria para el servicio militar” donde reciben a colonos para adoctrinarlos al servicio religioso militar.

Los “núcleos toraticos” compran viviendas en los barrios palestinos a precios exorbitados para “judaizar” toda la ciudad, empezando por las partes más pobres y marginadas. La ingeniera palestina Buzaina Dabit advierte: “Un edificio de múltiples plantas con varios pisos cuesta un millón [1 euro = 4 shekels], pero ellos compran el piso por un millón”.

Cambia el ritmo y los métodos, pero no cambia la limpieza étnica

La creación del “Estado judío” es sinónimo de la Nakba. La gente palestina que se quedó fue sometida a leyes militares y desplazada a diferentes guetos como Lod. Las políticas del régimen sionista de Israel convirtieron nuestras vidas en nuestro país en un infierno, agravado por el desempleo, la prohibición de construcción, la discriminación, la violencia planeada en nuestras calles en los territorios ocupados en 1948 (conocidos como Israel). En Cisjordania la maquinaria de guerra protege la confiscación de tierras y construcción de asentamientos para colonos sionistas armados. Y en la Franja de Gaza, un bloqueo medieval por la misma maquinaria de guerra. Mientras tanto, la mayoría del pueblo palestino está refugiada, en la diáspora.

La gente palestina de Lod salió a manifestarse contra las medidas coloniales israelíes en Jerusalén y en la misma Lod. Pero salió también para defenderse de la violencia de las turbas sionistas protegidas por su Estado. Los colonos armados vienen de los asentamientos de Cisjordania para participar con sus colegas de “núcleos toráticos” en los linchamientos y agresiones contra los palestinos de Lod.

El levantamiento actual y el ataque contra Gaza terminará en algún momento. Pero la situación en Lod, y otras localidades palestinas en “Israel”, empeorará. Los “nucleos toraticos” cuentan con el apoyo de un régimen colonialista, el ataque va a ser más violento y más institucionalizado. En breve, será un ataque a los sobrevivientes de la Nakba.


Artículo publicado originalmente en árabe en la web 7iber.com. Traducido al castellano por Mussa’ab Bashir Alazaiza.

Fuente: Arainfo.

Los comentarios están cerrados.