Archivo de la categoría: Uncategorized

Líderes judíos de Chile utilizan el antisemitismo para atacar a un izquierdista propalestino. De nuevo

Estándar

Por Claudio Mandler.

El candidato presidencial Daniel Jadue aspira a una sociedad más justa en Chile y a la justicia para los palestinos. Pero los dirigentes de la comunidad judía lo tachan falsamente de antisemita, al igual que hicieron con Salvador Allende

No es de extrañar que las instituciones que equiparan toda crítica a las políticas israelíes con el antisemitismo estén tachando de antisemita a Daniel Jadue, el candidato de izquierdas a la presidencia de Chile que forma parte de la comunidad palestina del país. Es una acusación común contra los políticos que critican a Israel en muchos lugares del mundo.

Por lo tanto, la afirmación de que Jadue expresaba opiniones antisemitas debido a su origen palestino y a sus puntos de vista pro-palestinos, como se sugiere en un reciente artículo de Haaretz (A Grandson of Palestinian Immigrants Could Be Chile’s Next President, and These Jews Are Worried) era predecible, al igual que el hecho de que el Centro Simon Wiesenthal lo nombrara en su lista de los 10 principales antisemitas mundiales para 2020, un ejercicio de deslegitimación. Lee el resto de esta entrada

Grupo de personas judías apoyan la candidatura de Daniel Jadue a presidente de Chile

Estándar

Hoy comienza la campaña oficial para las primarias presidenciales del 18 de julio.

Somos un grupo de chilenas y chilenos judíos que apoyamos la candidatura presidencial de Daniel Jadue.

Como judías y judíos, nos identificamos con grandes gestas históricas de nuestro pueblo, como fue la rebelión que le permitió liberarse del esclavismo del antiguo Egipto, o, a mediados del siglo pasado, las heroicas luchas de los miles de partisanos judíos contra la barbarie nazi en los bosques de Europa Oriental, aquellas junto a las resistencias locales en los países ocupados, o los épicos levantamientos en los campos de exterminio de Treblinka, Sobibor, y el del Gueto de Varsovia. Antecedieron a aquello las y los judíos voluntarios en las Brigadas Internacionales que lucharon contra el fascismo en la Guerra Civil Española.

No olvidamos, asimismo, que muchas y muchos judíos fueron parte activa en las luchas antidictatoriales en América Latina, y Chile en particular, durante las sangrientas dictaduras militares instauradas en nuestro continente. Fueron 20 las y los chilenos judíos hechos desaparecer o ejecutados bajo la dictadura pinochetista. Entre ellos podemos encontrar a Diana Arón, Carlos Berger, David Silberman o Luis Guendelman.

Pretendemos mantener una tradición que viene desde que nuestros ancestros llegaron a Chile, y es la identificación y la militancia en los sectores de izquierda, junto a las luchas de los pueblos, por los Derechos Humanos y la diversidad.
Somos una sociedad diversa, variopinta y mestiza, a cuya riqueza han contribuido de manera sustancial los migrantes de hoy y de antaño, así como los pueblos indígenas. Valoramos las políticas migratorias y de las primeras naciones del Programa de Daniel Jadue, ya que le hacen honor y justicia a lo que es nuestra sociedad. Valoramos en su programa, asimismo, el rol preponderante que deben jugar la equidad de género, así como el reconocimiento y protección de los derechos tanto de las mujeres como de las diversidades y disidencias sexuales, en un nuevo Chile.


Hacemos nuestra la lucha de los pueblos por su autodeterminación y su derecho a vivir en un territorio propio sin sujeción a ninguna potencia extranjera, en cualquier lugar del mundo, y en particular del pueblo palestino: vemos la consumación de sus derechos ancestrales un imperativo que nos guía. En ese sentido, somos profundamente críticos respecto a las políticas que diferentes gobiernos israelíes han tenido hacia el pueblo palestino en general, y en los territorios palestinos que ha ocupado, ilegalmente, en particular. Lee el resto de esta entrada

Rodolfo Walsh: “Respuesta a la Embajada de Israel”

Estándar

A principios de 1974, Rodolfo Walsh viajó al Cercano Oriente para conocer de primera mano la cuestión palestina. Producto de ese viaje fueron una serie de notas publicadas por el Diario Noticias, propiedad de la organización Montoneros, entre el 12 y el 19 de junio, bajo el título genérico de La revolución palestina. La embajada de Israel envió entonces una nota firmada por su Responsable de Prensa, Mario Sejatovich, que pretendía rebatir los argumentos de Walsh, y a la que el periodista revolucionario argentino respondió con esta nota que publicamos en vísperas del 7 de junio, Día del Periodista, y en el contexto de un nuevo ciclo de la lucha del pueblo palestino.

Por Rodolfo Walsh para Noticias/

Flagrantes inexactitudes, deformaciones de los hechos históricos, gruesos equívocos, son algunas de las virtudes que la Oficina de Prensa de la Embajada de Israel en Buenos Aires atribuye a mi reciente serie sobre Palestina, según la carta publicada en Noticias el domingo 14*. En ella el señor Sejatovich, funcionario de esa oficina, se propone “reestablecer la verdad” y lo intenta sosteniendo, en síntesis, que Palestina era “un país casi despoblado” al fin de la Primera Guerra Mundial; que el problema de los refugiados palestinos fue “creado por los propios líderes árabes”, en 1948, “al compeler a los pobladores árabes a abandonar sus lugares de residencia”; y que el 14 de mayo de 1948 los Estados Árabes “invadieron el Estado de Israel”.

En mi serie de notas yo he sostenido que Palestina era desde el siglo VII una tierra poblada por árabes; que el éxodo de 1948 fue provocado por las organizaciones terroristas Haganah, Irgun y Stern; y que fueron estas organizaciones las que desencadenaron la guerra. Frente a opiniones tan dispares, un lector distante tiene derecho a conocer las fuentes en que se basan para deducir dónde está la verdad.

Lee el resto de esta entrada

Es apartheid, dicen exembajadores israelíes en Sudáfrica

Estándar
Mapa de Cisjordania, el territorio palestino ocupado por Israel. Las áreas palestinas son verdes. Las áreas azules están controladas por Israel

Por Ilan Baruch y Alon Liel.

«Está más claro que nunca que la ocupación no es temporal, y no hay voluntad política en el gobierno israelí para lograr su fin».

Durante nuestras carreras en el servicio exterior, ambos nos desempeñamos como embajadores de Israel en Sudáfrica. En esta posición, aprendimos de primera mano sobre la realidad del apartheid y los horrores que infligió. Pero más que eso: la experiencia y la comprensión que adquirimos en Sudáfrica nos ayudaron a comprender la realidad en casa.

Durante más de medio siglo, Israel ha gobernado los territorios palestinos ocupados con un sistema legal de dos niveles, en el que, dentro de la misma extensión de tierra en Cisjordania, los colonos israelíes viven bajo la ley civil israelí mientras que los palestinos viven bajo la ley militar. El sistema es de desigualdad inherente. En este contexto, Israel ha trabajado para cambiar tanto la geografía como la demografía de Cisjordania mediante la construcción de asentamientos, que son ilegales según el derecho internacional. Israel ha avanzado proyectos para conectar estos asentamientos con Israel mediante una inversión intensiva en el desarrollo de infraestructura, y una vasta red de carreteras e infraestructura de agua y electricidad han convertido la empresa de asentamientos en una cómoda versión de los suburbios. Esto ha sucedido junto con la expropiación y toma de posesión de grandes cantidades de tierra palestina, incluidos los desalojos y demoliciones de viviendas palestinas. Es decir, los asentamientos se construyen y amplían a expensas de las comunidades palestinas, que se ven obligadas a ocupar extensiones de tierra cada vez más pequeñas. Lee el resto de esta entrada

Juana Ruiz o la banalidad de la ocupación militar de Palestina

Estándar

El juicio militar de la cooperante española Juana Ruiz Sánchez, detenida por el ejército israelí el 13 de abril cerca de Belén, en los territorios ocupados, fue aplazado este miércoles hasta el 7 de julio. Juana está acusada de financiación de un partido que Israel considera terrorista. Ella insiste en que al final la pondrán en libertad y en su entorno denuncian que durante la detención se han cometido numerosas irregularidades.

Imagen de archivo de una charla sobre Palestina impartida por Juana Ruiz en la asociación Ateneu del Mon. – Cedida

Por Eugenio García Gascón.

La única particularidad del caso de la cooperante española Juana Ruiz es que se trata de una ciudadana extranjera. Por lo demás ha ocurrido exactamente lo que sucede de manera cotidiana con los palestinos de los territorios ocupados por Israel en la guerra de 1967, a quienes se priva de sus derechos fundamentales sin que nadie se atreva a poner coto a los excesos del ejército.

Juana, de 62 años, fue detenida en la madrugada del 13 de abril en su domicilio de Beit Sahur, en el área de Belén, justo al sur de Jerusalén, por una veintena de soldados que se la llevaron a una prisión israelí siguiendo instrucciones de los servicios secretos del Shin Bet que afirman haber reunido pruebas que la implican en la financiación de las actividades del Frente Popular para la Liberación de Palestina.

El FPLP es un partido de orientación marxista fundado por el cristiano George Habash que durante décadas ha participado en la lucha contra la ocupación, por lo que Israel y varios países occidentales lo consideran una organización terrorista. Se trata de un grupo relativamente pequeño que está integrado en la OLP y cuyas actividades en la resistencia son limitadas.

Afincada en Palestina desde 1984, Juana trabaja desde hace años en el campo de la cooperación humanitaria y ha representado a distintas ONG españolas que ayudan a los palestinos especialmente en el área de la sanidad. También ha colaborado con la cooperación española del ministerio de Exteriores en este terreno.

El Shin Bet sospecha que Juana desvió dinero procedente de donaciones extranjeras para financiar al FPLP. La fiscalía militar formuló la acusación formal el 6 de mayo, aunque su abogada, Gabi Lasky, no ha podido entrevistarse con ella para preparar el juicio del miércoles hasta solo un día antes, lo que ha contribuido a su indefensión.

En una conversación telefónica, el marido de Juana, Elías Rismawi, dijo hace unos días desde Beit Sahur que la familia no pertenece al FPLP y que una prueba de ello es que si así fuera, los soldados también lo habrían detenido a él el mismo día. El matrimonio tiene dos hijos de 30 y 35 años que residen en España.

Lee el resto de esta entrada

Lecturas necesarias tras los bombardeos

Estándar

Palestina en el corazón

Los bombardeos en Gaza han salido de los titulares, pero nuestra mirada tiene que seguir atenta en la explosiva situación que prevalece en toda Palestina, de la cual podemos mencionar algunos focos rojos:

– La resistencia a los procesos de desalojo en curso continúan en Jerusalén Este, porque la limpieza étnica es una política del Estado judío-sionista; las familias de Sheikh Jarrah y Silwan en particular, se enfrentan a diario a la represión de las fuerzas de ocupación coludidas con las bandas fascistas de colonos armados, que invaden las viviendas, disparan (una adolescente de 16 años de Sheikh Jarrah fue baleada por la espalda en la puerta de su casa y está internada con varias fracturas en la columna), reprimen y amedrentan.

– Las provocaciones y la represión continúan en una verdadera caza de activistas en las ‘ciudades mixtas’ o palestinas ocupadas en 1948 (hoy Israel), donde esta…

Ver la entrada original 1.237 palabras más

¿Quieres ayudar a los israelíes? Conviértete en una persona antisionista

Estándar
Activistas de izquierda israelíes se manifiestan en solidaridad con los palestinos en Jaffa durante la huelga general en todo el país para protestar por la guerra en Gaza y el próximo desalojo de varias familias de sus hogares en Jerusalén Este, el 18 de mayo de 2021 (Oren Ziv).

Israel ha utilizado durante mucho tiempo el dolor judío para justificar la violencia contra los palestinos. Como antisionistas, nos corresponde a nosotros detener esta cínica explotación.

Por Asaf Calderon 19 de mayo de 2021.

Hasta el miércoles, el recuento de muertos en Israel y Palestina es de 227 palestinos en Gaza y 12 en Israel. Estos números revelan una innegable disparidad en el poder y, en consecuencia, en las pérdidas. Sin inmutarse por las cifras, el Estado de Israel y sus partidarios han ideado una serie de herramientas retóricas para justificar la violencia de Israel y el número desproporcionado de víctimas palestinas. Un par de argumentos engañosamente inocentes están resultando particularmente populares: “Es complicado” y “Hay dos lados de la historia”.

¿Cómo se puede discutir la complejidad? Por supuesto que es complicado; nunca hay un solo lado de una historia. Pero tampoco hay dos lados. Cada historia puede descomponerse en sus moléculas, diseccionarse de innumerables formas diferentes y observarse desde un sinfín de perspectivas. Si estás escribiendo una disertación al respecto, esta es una excelente manera de ver la situación en Palestina, pero no es una forma de hacer política.

La política se trata de elegir un bando. Si miras la cadena de eventos que llevaron a esta escalada – y el opresivo status quo que causó esos eventos – y todo lo que puedes decir es “es complicado”, no has cumplido con tu deber político.

El régimen de apartheid que ha creado Israel, con su jerarquía racial, desplazamiento y ocupación militar, está en la raíz del llamado “conflicto”. Israel tiene poder soberano sobre toda la tierra entre el río y el mar. Más específicamente, el gobierno israelí eligió conscientemente iniciar la escalada actual debido a la confluencia de su ideología supremacista judía y los estrechos intereses políticos de Netanyahu. El desplazamiento de palestinos de Sheikh Jarrah ha sido facilitado durante mucho tiempo por el régimen, como parte del proyecto más amplio de la continua limpieza étnica que comenzó con la Nakba en 1948.

La policía israelí detiene a una mujer palestina en Sheikh Jarrah, el 10 de mayo de 2021. (Oren Ziv)
Lee el resto de esta entrada

Voces de Gaza entre los escombros y las bombas

Galería

En Israel no hay ciudades mixtas

Estándar
Colonos armados llegan de Cisjordania a Lod.

La violencia en las calles de las llamadas “ciudades israelíes mixtas” no es una “tensión aguda” entre “dos comunidades” de “la misma ciudadanía” en el “Estado” de Israel. Es una consecuencia de la limpieza étnica institucional perpetrada por el régimen sionista, a cámara lenta en la capital palestina, Jerusalén. El ultimo desalojo de familias palestinas en el barrio Sheikh Jarrah, y la violencia israelí contra sus habitantes, fue la chispa de esta ronda de levantamiento anti colonialista que se expandió de Jerusalén al resto de Palestina. Este artículo es un estudio de Lod, una de estas ciudades.

Por Razi Nabulse.

Lod se levantó, sus calles viven enfrentamientos entre la gente palestina y los colonos, casas y coches quemados, hay disparos y cócteles molotov, y un muerto palestino por balas de colonos. Pero para entender los motivos de este levantamiento hay que entender las condiciones de vida de la gente palestina en las llamadas falsamente “ciudades mixtas”.

En la Nakba de 1948 las organizaciones militares sionistas expulsaron a 17.000 personas de la ciudad. Solo se quedaron 1.030 personas. La vida en Lod es una resistencia y padecimiento diario. A Lod le afectaron todos los eventos que ocurrieron en Palestina. El desmantelamiento de los asentamientos de Gaza repercutió en la reubicación de los colonos sionistas en la ciudad, la expansión del ferrocarril de Israel repercutió en la confiscación y destrucción de propiedades de la gente palestina. Pero también le afectó el acuerdo de Oslo entre la OLP e Israel, así como la llegada de la corriente sionista-religiosa a la cabeza del régimen de Israel. Lee el resto de esta entrada

“No es justo. No es justo”. Nadine Abdel-Taif, 10 años, Gaza

Estándar