Archivo del Autor: losotrosjudios

En Israel, el sionismo impide la solidaridad de clase

Galería

Vacunas y elecciones en el escenario del apartheid israelí

Galería

Expertos publican una nueva definición de “antisemitismo”

Estándar

Jerusalem

Observación de Los Otros Judíos: La palabra empleada debería ser antijudaísmo o judeofobia, ya que los palestinos son semitas y la comunidad internacional suele asociar antisemitismo solo con el odio a judíos y judías.

En un documento denominado “Declaración de Jerusalén sobre el Antisemitismo”, un grupo de más de 200 académicos y expertos ha creado una nueva definición de antisemitismo que excluye el movimiento mundial de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) y varios otros ejemplos incluidos en la definición de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA por sus siglas en inglés), que confunde la crítica a Israel con el odio hacia el pueblo judío.

Entre los firmantes de la “Declaración de Jerusalén sobre el Antisemitismo” se encuentran académicos internacionales que trabajan en estudios sobre el “antisemitismo” y campos relacionados, como los estudios sobre los judíos, el Holocausto, Israel, Palestina y Medio Oriente. El grupo afirmó que el texto publicado por ellos se realizó previa consulta con estudiosos del derecho y miembros de la sociedad civil. Lee el resto de esta entrada

En vivo: Encuentro Literario Internacional por Palestina – Día de la Tierra

Estándar

Encuentro Literario Internacional por Palestina – Día de la Tierra

Estándar

 

Encuentro Literario Internacional por Palestina, evento literario-cultural online en solidaridad con el pueblo palestino por el Día de la Tierraa (conmemorado el 30 de marzo), será realizado el viernes 26 de marzo, a partir de las 20h00 (hora de Brasil, Argentina), en Desacato.info y @losotrosjudios.

El encuentro será presentado por Claudio Daniel, Michel Croz y Tali Feld Gleiser. El presidente de la Federación Árabe-Palestina de Brasil  (Fepal), Ualid Rabah abrirá la transmisión, que tendrá lecturas poéticas y comunicados de poetas y escritores/as, intelectuales y activistas políticos palestinos, brasileños, argentinos, chilenos y del País Vasco, entre ellos/as, Jonatas Onofre, Lígia Dabul, Rafif Ziadah, Rosane Carneiro, Marcelo Ariel, Claudio Daniel, Lina Meruane, Vicente Zito Lema, Koldo Campos Sagaseta, Michel Croz, Robertson Frizero, Yasser Faiad, Vicente Zito Lema y Eda Nagayama.

APOYOS: Centro Brasileño de Solidaridade con los Pueblos y Lucha por la Paz (Cebrapaz), Federación Árabe-Palestina de Brasil  (Fepal), Zunái, Revista de Poesia e Debates, Portal Desacato, Federación de Entidades Argentino-Palestinas, Voz Judía Por la Paz (JVP), Los Otros Judíos, Coplac, Aqui&Allá, Pobres&Nojentas, Kombi Livros Marcelino Chiarello y BDS México.

Israel: partidos religiosos ortodoxos sacudidos por el fallo de la Corte Suprema sobre la ley del retorno

Estándar

El fallo de la Corte Suprema de Israel sobre la aplicación de la Ley del Retorno amenaza con la dilución final del poder político de los partidos religiosos ortodoxos de Israel y, por lo tanto, tiene el potencial de alterar la dinámica de las próximas elecciones.

Por Miko Peled.

05 de marzo de 2021

JERUSALÉN – En una decisión innovadora de ocho a uno, la Corte Suprema de Israel dictaminó recientemente que la Ley de Retorno, que otorga la ciudadanía a cualquier persona judía que venga a Israel, se aplique a cualquier persona que se haya convertido al judaísmo mientras estaba en Israel  a través de una conversión ortodoxa. Este fallo ha creado una gran agitación política y enojo entre los partidos religiosos sionistas y el rabinato oficial del Estado.

En un sistema político como el de Israel, donde los pequeños partidos políticos son cruciales para cualquier gobierno de coalición y, a menudo, son el factor determinante en cuanto a quién será el primer ministro, esta situación es problemática. En la Knesset israelí, los partidos religiosos ejercen una gran cantidad de poder y con frecuencia actúan como reyes, dando sus votos a uno de los dos partidos más grandes y sellando así el destino de la política israelí de una forma u otra. Mover el statu quo en asuntos religiosos antes de las elecciones generales es malo para la política.

Afortunadamente, la Corte Suprema de Israel no es un organismo elegido y no necesita preocuparse por los problemas de la coalición, por lo que sus jueces son libres de emitir fallos como mejor les parezca. Sin embargo, lo que llevó a la corte a esta sentencia en particular fue la falta de capacidad del Poder Legislativo y de las instituciones estatales para pronunciarse sobre este tema tan delicado. Lee el resto de esta entrada

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer: Faltan las presas palestinas

Estándar
Khitam Saafin presidenta de la Unión de Comités de Mujeres Palestinas y la parlamentaria Khalida Jarrar, prisioneras políticas en las cárceles israelíes

 

Por Alicia Alonso Merino[1] para PalestinaLibre.org

Todos los años, en torno al 8 de marzo, algunas feministas recordamos en nuestras reivindicaciones de calle que “no estamos todas, faltan las presas”. Otro año más, es importante denunciar las condiciones en las que se encuentran las presas políticas palestinas y cómo el Estado de Israel viola de forma sistemática los estándares internacionales de derechos humanos en la materia.

El 21 de diciembre del 2010 se aprobó por la Asamblea General de las Naciones Unidas las “Reglas de las Naciones Unidas para el tratamiento de las reclusas y medidas no privativas de la libertad para las mujeres delincuentes”[2], conocidas como “Reglas de Bangkok”, que son complementarias a las Reglas Mínimas para el tratamiento de los reclusos, conocidas como Reglas Mandela. Hoy en día estos principios y prácticas son reconocidos internacionalmente como idóneos en lo que respecta al tratamiento de las personas privadas de libertad y la administración penitenciaria.

El objetivo de las Reglas de Bangkok (RB en el resto del texto) es reconocer la afectación especifica de la experiencia carcelaria de las mujeres privadas de libertad y la atención especializada. Con el paso de los años se han convertido en estándares reconocidos por los distintos órganos de protección de los derechos humanos con respecto a estas.

El Estado de Israel, sistemático violador de los derechos humanos de la población palestina, e incumplidor permanente de los pocos tratados de derechos humanos que ha firmado, mantiene a las presas políticas palestinas en condiciones deshumanas y degradantes, cuando no bajo tortura, en incumplimiento de los estándares en la materia. Lee el resto de esta entrada

Israel y Palestina: la desesperación y la crueldad en la vacunación desigual

Estándar

Hebrón, en Cisjordania, donde MSF ha estado apoyando el tratamiento de pacientes con COVID-19. Foto: Tali Feld Gleiser

Matthias Kennes es enfermero titulado y referente médico de la respuesta COVID-19 de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Hebrón, Cisjordania. Escrito el 22 de febrero de 2021.

Como trabajador sanitario, estoy sorprendido. El éxito de la vacunación para el COVID-19 de Israel, aclamado internacionalmente, tiene un lado oscuro, cuyas consecuencias se sienten cruelmente en Cisjordania donde trabajo, y en la Franja de Gaza bloqueada donde trabajan mis colegas de Médicos Sin Fronteras (MSF).

Israel ha logrado vacunar a casi 4,2 millones de personas con una primera dosis – eso es alrededor del 50 por ciento de la población – y 2,8 millones de personas con las 2 dosis completas – eso es más del 30 por ciento de la población.

Mientras tanto, solo varias miles de dosis están disponibles en Cisjordania, y según se informa, una entrega de 20.000 dosis llegó el fin de semana pasado a Gaza pero apenas raspa la superficie de las necesidades. Con un máximo generoso, asumiendo que las 35.000 vacunas Sputnik y Moderna reportadas estén disponibles, eso sería alrededor del 0,8 por ciento de la población palestina.

Lee el resto de esta entrada

Una visión palestina feminista: hacia un discurso cultural alternativo

Estándar

Palestina en el corazón

Conversación con Nahla Abdo

Recientemente la organización de mujeres palestinas Alkarama (con sede en Madrid) organizó una charla virtual con la veterana académica y activista palestina Nahla Abdo, profesora de Sociología en la Universidad de Carleton (Ottawa) y autora de numerosos trabajos sobre la realidad y la historia palestinas con una perspectiva de género y decolonial (entre otros, Captive Revolution: Palestinian Women’s Anti-Colonial Struggle within the Israeli Prison System, 2014).

En la convocatoria y presentación de la actividad, las compañeras de Alkarama decían:

Esta charla tiene como objetivo discutir la cultura social palestina, con un enfoque en las relaciones de género. Para un pueblo con una cultura de resistencia altamente desarrollada, rechazamos que  las relaciones sociales y de género estén muy por detrás del ámbito político. Algunas de las preguntas que planteamos: ¿cómo evaluamos las contribuciones de las mujeres palestinas a su historia y sociedad? ¿Cómo restauramos a…

Ver la entrada original 156 palabras más

El apartheid sanitario israelí y la metáfora ‘kibbutz’

Estándar

El primer ministro israeli visitando unas instalaciones farmaceúticas el pasado diciembre. Foto: PMI

Por Jorge Ramos Tolosa, Liliana Córdova Kaczerginski e Aritz García Gómez.

En las últimas semanas, se han podido escuchar o leer grandes ovaciones a la eficacia del gobierno del Estado de Israel en aplicar la vacuna contra el covid. Pocas voces se alzan para interpelar con tímida voz a este concierto de alabanzas. ¿Y qué hay de las y los vecinos palestinos de Cisjordania y Gaza?

El IV Convenio de Ginebra establece que Israel es responsable de la salud y el material sanitario de la población palestina bajo colonización y ocupación desde 1967. Además, este convenio fundamental en el derecho internacional dictamina específicamente la obligación de la potencia ocupante de prevenir la propagación de pandemias. Igualmente, aunque se pudiera aducir que los Acuerdos de Oslo transfirieron a la Autoridad Palestina las cuestiones sanitarias, la infraestructura imprescindible para importar, distribuir y administrar la vacuna está bajo un estricto control israelí, el estatus internacional del IV Convenio de Ginebra prevalece sobre acuerdos como los de Oslo y todo el mundo sabe que Israel ha violado y viola estos sistemáticamente.

¿Se puede llamar “apartheid sanitario”? Sí, “apartheid”, el régimen racista de separación de las poblaciones con diferencia de derechos y privilegios desarrollado en Sudáfrica, y que fue aplicado también con algunas diferencias por Estados Unidos contra las poblaciones nativas con la política de reservas y en el sur del país con leyes históricas como las Jim Crow. Israel ejerce el apartheid sanitario con la vacuna del covid porque es una expresión más de su apartheid. Este Estado colonial, que ni representaba ni representa al judaísmo ni a las personas judías, controla el 100% de la Palestina histórica, y aplica diferentes regímenes jurídicos según la persona sea judía o no judía. Lee el resto de esta entrada