La criminalización de la solidaridad con Palestina. Conferencia de Omar Barghouti

Estándar

Palestina en el corazón

Omar Barghouti es un intelectual, científico, coreógrafo, defensor de derechos humanos y activista palestino, co-fundador del movimiento palestino y global de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) y uno de sus principales voceros, conocido internacionalmente. Nació en Qatar en el seno de una familia palestina del clan Barghouti, y a temprana edad se trasladó a Egipto, donde creció. En 1982 se trasladó a Estados Unidos, donde vivió durante 11 años y obtuvo una maestría en ingeniería eléctrica en la Universidad de Columbia. En 1993 se trasladó a Acre (Palestina de 1948), tras su matrimonio con una palestina con ciudadanía israelí. Tiene una maestría en filosofía (ética) por la Universidad de Tel Aviv, y está haciendo un doctorado. En 2017 recibió el Premio Ghandi de la Paz en la Univesidad de Yale, EE.UU.

Debido a su compromiso con el BDS, Omar ha sido perseguido, detenido, silenciado y acusado por las autoridades israelíes…

Ver la entrada original 196 palabras más

Posición de IJAN respecto a la nueva definición de “antisemitismo” importada desde la Alianza Internacional de Rememoración del Holocausto (IHRA)

Estándar

RED INTERNACIONAL JUDÍA ANTISIONISTA – IJAN

Septiembre de 2020

La Red Internacional Judía Antisionista (IJAN, por sus siglas en inglés) repudia y rechaza la nueva definición de “antisemitismo” promovida por la Alianza Internacional de Rememoración del Holocausto (IHRA, por sus siglas en inglés), por considerarla un instrumento subsidiario del movimiento sionista y el Estado de Israel, destinado a:

1. Reforzar el conjunto de mitos y operaciones ideológicas construidas para justificar su proyecto exclusivista.

2. Acallar cualquier crítica hacia el sionismo y el Estado de Israel.

3. La definición de IHRA tiene como principal objetivo establecer una relación de sinonimia entre antisionismo y antisemitismo.

a. Es una operación política y semiológica que busca confundir a la opinión pública, y

b. opacar el fundamento político de las críticas al sionismo y al Estado de Israel.

4.  Desde IJAN sostenemos que el sionismo no es representativo de todos/as los/las judíos/as y que de ninguna manera pueden equipararse las críticas al Estado de Israel y al sionismo con el llamado “antisemitismo”. Lee el resto de esta entrada

Israel planta explosivos camuflados en zonas civiles de Palestina

Estándar

Guardados en cajas de color naranja, atraen la curiosidad de los más pequeños. En una localidad de Cisjordania, un niño de 7 años estuvo a punto de ser impactado por un aparato explosivo, de los que se hallaron tres similares en una zona de paseo muy transitada. Plantar explosivos en áreas civiles en un grave delito de guerra. No obstante, si lo comparamos con los bombardeos a los que lleva sometida Gaza en las últimas semanas, este parece un incidente menor.

Por Clara López González para Canarias-Semanal.org.

Un niño palestino de siete años que paseaba con su madre en las afueras de Kafr Qaddum (Cisjordania), vio una extraña caja negra y naranja debajo de unas piedras. Pensando que era un juguete, fue a por ella, pero su madre lo paró y avisó a un pariente. Este optó por recoger del suelo la caja, que al instante explotó causándole heridas en manos y cara.

A lo largo del paseo encontraron otra caja similar, pero esta vez sacaron fotografías y le arrojaron piedras hasta hacerla estallar.

El aparato explosivo estaba metido en una caja de metal de las que usan las Fuerzas de Defensa Israelíes (en adelante FDI) para guardar granadas, según informó el diario israelí Haaretz. Esa tarde, tras la indignación que las fotografías suscitaron en las redes sociales, llegaron a la zona varias unidades del ejército israelí que neutralizaron un tercer dispositivo. Cerca de todos ellos había mensajes de avertencia pero escritos solamente en hebreo. Lee el resto de esta entrada

Amal: Historietas de mujeres valientes en la Franja de Gaza

Estándar

 

Descarga aquí gratuitamente

Mi crítica al Estado de Israel tiene más que nada que ver con una crítica general al colonialismo. Entrevista a Andrés Kogan Valderrama

Estándar

César Ebu Eid: Siempre uno se confunde, sería bueno que tú lo aclararas, esto que uno dice, él es judío, él es israelí, ¿Cuál es la vinculación entre estos dos conceptos?

Andrés Kogan Valderrama: Bueno, yo soy sociólogo, chileno y descendiente de judío. Mi padre es judío al igual que toda mi familia paterna. Los Kogan son judíos de Rusia, que llegaron a Chile a comienzos del siglo XX, perseguidos por el imperio zarista.

Sobre las críticas que yo he hecho en mis columnas, tienen más que nada que ver con el Estado de Israel. Con un proceso de colonización, de nacionalización de los judíos. Porque los judíos se identifican como un pueblo histórico, pero otra cosa muy distinta es un Estado moderno-colonial, que ha venido colonizando los territorios palestinos por más de 70 años.

César Ebu Eid: ¿Y que te hace tener a ti esta visión crítica de lo que hace hoy Israel con Palestina?  Porque lo más simplista sería decir, bueno tú estás ligado a Israel de una u otra forma, entonces fantástico, sigue creciendo Israel, mi pueblo, el pueblo de mi familia. Pero que te hace tener esta actitud de tomar distancia, de decir, acá hay cosas que no me están haciendo mucho sentido.

Andrés Kogan Valderrama: Mi crítica al Estado de Israel tiene más que nada que ver con una crítica general al colonialismo. Una crítica desde los Derechos Humanos, desde el reconocimiento y autodeterminación de los pueblos, y que tiene que ver como Israel ha conquistado, ha negado la existencia de otro pueblo, que en este caso sería el palestino. Lee el resto de esta entrada

Palestina y Wallmapu: Una lucha común por el territorio

Estándar

Camilo Catrillanca en el Muro del Apartheid. Foto vía El Desconcierto,

Por Andrés Kogan Valderrama.

Mientras crece el rechazo internacional por la eventual anexión del 30% de Cisjordania de parte del Estado de Israel, a través de resoluciones de distintos gobiernos en el mundo como de diferentes organizaciones de la sociedad civil, condenando la profundización de una política colonial de asentamientos en Palestina, resulta llamativo que el senado de Chile se haya sumado también, considerando el desprecio total que ha tenido históricamente el Estado chileno con el pueblo mapuche.
Un desprecio total del Estado de Chile hacia distintos pueblos indígenas, entre esos el mapuche, evidenciado al no existir ningún tipo de reconocimiento constitucional de su existencia. Es decir, en términos concretos, nos convierte en un país profundamente racista institucionalmente, lo que nos debiera dejar muy mal parados frente a la llamada comunidad internacional, al igual que Israel.
De ahí que sea llamativo por tanto, que senadores de la derecha pinochetista de Chile como Iván Moreira, Jacqueline Van Rysselberghe y Ena Von Baer, hayan firmado por un lado una resolución exigiendo sanciones concretas de parte del gobierno de Sebastián Piñera al Estado de Israel, pero a la vez sean unos fervientes negacionistas  de la colonización del territorio mapuche en Wallmapu.
Una colonización del Estado de Chile que con la ocupación de Wallmampu, mal llamada “pacificación de la Araucanía” (1881-1883), se concretó un genocidio que le costó la vida entre 50 mil a 70 mil personas mapuche, y fue el inicio de un proceso de apropiación de tierras muy similar a lo hecho por el Estado de Israel con la Nakba, ya que en ambos casos inferiorizaron y negaron a esas personas su condición de seres humanos.
Esto sumado al proceso extractivo de ambos casos, en donde tanto en Palestina como en Wallmapu, ha existido una apropiación de bienes comunes como el agua de parte de los dos Estados, como ha pasado con la empresa de agua israelí Mekorot en territorio ocupado palestino y también con el negocio forestal en Chile de grupos económicos Angelini (Celulosa Arauco) y Matte (Celulosa CMPC).
Se podrá decir que la condena de Israel de parte de aquellos parlamentarios chilenos de derecha, responde a que Chile es el país con mayor población de origen palestino por fuera del mundo árabe (500.000 personas), pero no se entiende su apoyo cuando fue el mismo Estado de Israel que le vendió armas al gobierno de Augusto Pinochet para asesinar a miles de personas durante la dictadura, y que las ha seguido recibiendo y usando en democracia para militarizar el Wallmapu.
Una situación similar de comunicadores y de mega empresarios de origen palestino en Chile, como son los casos de Sergio “Checho” Hirane (Conductor Radio Agricultura) y de Álvaro Sahie (Dueño de Copesa), quienes se han sumado a la condena de Israel, mientras en esos medios de información concentrados en los cuales son parte, se han dedicado a estigmatizar, criminalizar y construir la idea de un mapuche terrorista.

Lee el resto de esta entrada

15 razones para apoyar al #BDS en su quinceavo aniversario

Estándar

En nuestro aniversario número 15 te compartimos 15 razones para apoyar nuestra lucha por los derechos palestinos:

  1. Porque BDS nace de la coalición más grande de palestinos y palestinas que hoy viven bajo la ocupación militar de Israel, el apartheid y la negación de los derechos a los refugiados y refugiadas.
  2. ¡Porque BDS funciona!
  3. Porque creemos en un mundo con los mismos derechos para todas y todos, sin privilegios solo para algunas personas.
  4. Porque condenamos el régimen de apartheid contra el pueblo palestino, con la misma fuerza con la que se condenó el régimen de apartheid contra personas negras en Sudáfrica.
  5. Porque luchamos para que los gobiernos y sus instituciones no sean cómplices de las violaciones de los Derechos Humanos en Palestina.
  6. Porque estamos en contra de todas las formas de opresión y discriminación.
  7. Porque queremos detener la complicidad de las corporaciones de todo el mundo en la ocupación ilegal israelí.
  8. Porque apoyamos los derechos de todos los pueblos indígenas, incluidos el pueblo palestino, sobre sus tierras ancestrales, patrimonio cultural y recursos naturales.
  9. Porque nos oponemos al racismo global en todas sus formas.
  10. Porque creemos que el poder de las personas puede cambiar el mundo.
  11. Porque nos oponemos al lavado de imagen del régimen de apartheid israelí.
  12. Porque creemos que ningún estado, incluido Israel, debe quedar impune al violar el derecho internacional y los Derechos Humanos.
  13. Porque la liberación de Palestina está vinculada a todas las luchas contra el colonialismo, el racismo, la discriminación de los pueblos indígenas, la falta de derechos sociales, la opresión de género y la crisis climática del mundo.
  14. Porque apoyamos las palabras de Martin Luther King de que los boicots éticamente consistentes implican “retirar nuestra cooperación de un sistema maligno”, y esa es una obligación moral básica de todas y todos.
  15. Porque no podemos permanecer en silencio mientras Israel perpetra crímenes de guerra y lesa humanidad, mientras mantiene a miles de prisioneros políticos, y masacra y asedia al pueblo en Gaza.

Fuente: BDS Movimiento.

Intercambio de retornos ante el negacionismo de la Nakba

Estándar

Enviado por Andrés Kogan Valderrama.

Ante la inminente anexión israelí sobre el territorio palestino de Cisjordania, se han generado múltiples comunicados y protestas en todo el mundo en contra de la persistencia de la política colonial del gobierno de ultraderecha de Benjamín Netanyahu, quien pareciera estar aprovechando este contexto de emergencia sociosanitaria del Covid-19, para profundizar el negacionismo histórico sionista sobre la catástrofe (Nakba) que sufriera la población palestina en 1948.

Una catástrofe que generó la expulsión de 750.000 palestinos y que afectó a los descendientes de estos refugiados nacidos en la diáspora, la cual ha sido negada sistemáticamente por los sectores más conservadores del mundo, quienes han usado instrumentalmente una tragedia como el Holocausto (Shoá) para justificar la construcción de un Estado Uninacional Judío expansionista, que en los últimos 70 años se ha dedicado a ocupar tierras, apropiarse del agua, construir asentamientos ilegales y hasta construir un muro de 721 kilómetros, lo que no hace otra cosa que evidenciar un sistema de Apartheid.
Es por esto que entre las muchas iniciativas en contra de estas políticas coloniales del Estado de Israel, han aparecido algunas incluso desde el mismo mundo judío, que han cuestionado un nacionalsionismo que ha sido capaz de pactar con sectores de ultraderecha, que históricamente fomentaron la judeofobia y llevaron finalmente al Holocausto. No es casualidad que personas como Donald Trump y Jair Bolsonaro, fervientes negacionistas del racismo, clasismo, antropocentrismo y androcentrismo imperante, sean incondicionales del gobierno de Netanyahu y promotores del llamado “Acuerdo del Siglo”:

De ahí la necesidad de visibilizar la propuesta de judíos del mundo para intercambiar retornos denominada “Trueque de Ley de Derecho: Un acuerdo diferente”, la cual ha sido impulsada por Silvana Rabinovich, en donde ante esta catástrofe invisbilizada por el negacionismo nacionalsionista, se plantea la renuncia de esos judíos a su potencial ciudadanía israelí a cambio de restituir el derecho al retorno de los palestinos a su lugar de origen.
Una propuesta que lo que busca finalmente es renunciar a privilegios y abrir un nuevo horizonte político, alejado de cualquier tipo de nacionalismo segregador, para abrir paso a la posibilidad de construcción de un nuevo Estado Plurinacional en Palestina o una Confederación de Comunidades Autónomas, en donde el encuentro entre judíos, cristianos, musulmanes y otras comunidades, sea realmente democrático y sustentable territorialmente.
La solución de los dos estados de las últimas décadas ha fracasado, ya que ha estado anclada a la negación del otro, lo que ha traído consigo más odio, persecución y muerte. Por lo mismo, lo que se necesita en estos momentos son gestos por la vida y vernos como un todo, no solo entre humanos, sino también como parte de la Tierra.
Para quienes quieran firmar esta propuesta por la vida, se deja acá para las y los interesados en sumarse:
Observación: Firmamos la propuesta tras haber conversado con algunas personas palestinas, que la aprobaron. El Estado de Israel no nos representa. #NoalaAnexión #NoalaOcupación #PorelDerechoalRetorno

Acto Internacional Por Palestina. Sábado 4 de julio

Estándar

Israel avanza en su política de colonización de Palestina. El llamado “Acuerdo del Siglo” quiere anexar oficialmente el Valle del Jordán, todas las colonias ilegales, la margen norte del Mar Muerto, además de asegurarse el control total de Jerusalén por Israel. La nueva anexión dará continuidad a la pulverización del territorio, oficializará el apartheid ya existente, aumentará las extremas dificultades de ir y venir del pueblo palestino y habrá más apropriación de recursos naturales palestinos, entre otras consecuencias nefastas.

La ONU y el derecho internacional establecen enfáticamente la inadmisibilidad de la adquisición de territorio por guerra o la fuerza. Sin embargo, Israel sigue sin respetar las leyes y acuerdos internacionales. Una vez más, el gran ausente de los “acuerdos” que involucran a Palestina es el pueblo palestino.

Sábado, día 4 de julio, ven y súmate a la lucha em defensa del pueblo palestino y contra la anexión. ¡Deja tu comentario en apoyo al pueblo palestino!

Transmisión en vivo por https://www.facebook.com/Portal.Desacato

http://youtube.com/DesacatoVideos

Anexión de Cisjordania a Israel, no hay vuelta atrás

Estándar

Por Mateo Torres, Jerusalén.

El miércoles pasado una caravana de coches oficiales palestinos se dirigía desde Ramala a un remoto pueblo del Valle del Jordán. Antes de llegar a Fasail, la caravana fue interceptada por los soldados israelís. Los pasajeros de los vehículos eran el Gobierno palestino en pleno, que tenían la intención de celebrar el consejo de ministros semanal en Fasail. Los soldados no les permitieron entrar.

Después de un forcejeo entre soldados y guardaespaldas, el jefe de Gobierno, Mohammed Shtayyeh, abandonó el coche, y lo mismo hicieron todos los ministros, para dirigirse andando, a través de una polvorienta y maltrecha carretera, hasta Fasail, donde finalmente se celebró la simbólica reunión ministerial que por enésima vez denunció la ocupación.

El incidente muestra hasta dónde llega el control israelí de la Cisjordania ocupada en la guerra de 1967. La inminente anexión a Israel de partes de Cisjordania no traerá ningún cambio sobre el terreno. El ejército de ocupación hace y deshace a su antojo, al margen del derecho internacional y al margen de lo que diga la no menos irrelevante comunidad internacional.

El primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh (centro) se dirige a pie con su Gobierno al Valle del Jordán / ALAA BADaRNEH (EFE)

Lee el resto de esta entrada