Palestina y la “banalización de la maldad” por parte de Israel

Estándar

Religioso judío frente a la Ciudad Vieja de Jerusalén ocupada. Foto: Tali Feld Gleiser

Por Germán Gorraiz López.

La sociedad israelí del siglo XXI ( 80% de judíos frente a un 20% de población árabe), sería un crisol de razas, costumbres, lenguas y valores que tan sólo tendrían en común su origen judío y en la que se estaría produciendo un golpe de mano silencioso de una minoría ultra ortodoxa,los “haredim” que tan sólo representan el 10% de su población pero que serían un Estado dentro del Estado. En efecto, en un proceso larvado estarían fagocitando todas las áreas sensibles del poder del Estado judío (Interior, Vivienda, el Mosad y los mandos del Tzáhal ( Ejército judío) para intentar imponer la “Halajá” o ley judía a más del 40% de población que se declara laica, segmento de filiación europea , inmersa en la cultura y modo de vida occidentales y que desea ser regida por la ley civil como en las demás democracias formales occidentales.

Asimismo, la sociedad israelí en su inmensa mayoría, sería cómplice silenciosa y colaboradora necesaria en la implementación del sentimiento xenófobo contra la población árabe-israelí pues según la encuesta sobre derechos civiles ”Association for Civil Rights in Israel Annual Report for 2007” publicada por el diario Haaretz ,“ el número de judíos que manifiestan sentimientos de odio hacia los árabes se ha doblado y el 50% de los judíos israelíes se opondrían ya a la igualdad de derechos de sus compatriotas árabes, al tiempo que se ha incrementado el régimen de apartheid en los guetos palestinos de Cisjordania y Gaza en los que la población palestina estaría sometida al régimen jurídico-militar en lugar de depender del poder civil como la israelí, síndrome conocido como “la burbuja de Tel Aviv”.

Sin embargo,la teórica política judío-alemana Hannah Arendt en su libro “Eichmann en Jerusalén”, subtitulado “Un informe sobre la banalidad del mal”, nos ayudó a comprender las razones de la renuncia del individuo a su capacidad crítica (libertad) al tiempo que nos alerta de la necesidad de estar siempre vigilante ante la previsible repetición de la “banalización de la maldad” por parte de los gobernantes de cualquier sistema político, (incluida la sui-genéris democracia judía), pues según Maximiliano Korstanje “el miedo y no la banalidad del mal, hace que el hombre renuncie a su voluntad crítica pero es importante no perder de vista que en ese acto el sujeto sigue siendo éticamente responsable de su renuncia”.

Netanyahu y la manipulación del miedo

El estadounidense Harold Lasswell (uno de los pioneros de la “mass comunicación research”), estudió después de la Primera Guerra Mundial las técnicas de propaganda e identificó una forma de manipular a las masas (teoría de “la aguja hipodérmica o bala mágica”), teoría plasmada en su libro “Técnicas de propaganda en la guerra mundial (1927) y basada en “inyectar en la población una idea concreta con ayuda de los medios de comunicación de masas para dirigir la opinión pública en beneficio propio y que permite conseguir la adhesión de los individuos a su ideario político sin tener que recurrir a la violencia”.(*defensa de la sacrosanta seguridad de Israel).

Por su parte, Edward L. Bernays, sobrino de Sigmund Freud y uno de pioneros en el estudio de la psicología de masas, en su libro “Cristalizando la opinión pública”, desentraña los mecanismos cerebrales del grupo y la influencia de la propaganda como método para unificar su pensamiento. Así,según sus palabras “la mente del grupo no piensa, en el sentido estricto de la palabra. En lugar de pensamientos tiene impulsos, hábitos y emociones. A la hora de decidir su primer impulso es normalmente seguir el ejemplo de un líder en quien confía”, por lo que la propaganda del Gobierno de Netanyahu será dirigida no al sujeto individual sino al Grupo en el que la personalidad del individuo unidimensional se diluye y queda envuelta en retazos de falsas expectativas creadas y anhelos comunes que lo sustentan, sirviéndose de la dictadura invisible del temor al Tercer Holocausto, proceda de Hamás, de Hezbolá o de Irán.

Además, según el “Informe anual de los abusos contra los Derechos Humanos” realizado por el Departamento de Estado de Estados Unidos, con el Gobierno de Netanyahu se habría iniciado una peligrosa vulneración de los DD.HH. por parte del Tzáhal o Ejército israelí “ fruto del uso excesivo de la fuerza contra los palestinos en los territorios ocupados. Así, 149 palestinos habrían muerto a manos de las fuerzas israelíes en el 2015 de los cuales sólo 77 de los fallecidos fueron muertos en ataques lanzados y el resto habría sido injustamente asesinados en manifestaciones o por daños colaterales durante las operaciones de rutina” al tiempo que critica “la política de detención arbitraria, la tortura y el abuso asociado a menudo con la impunidad para los militares israelíes”.

Dicho extremo estaría refrendado por las declaraciones del subcomandante de las Fuerzas Armadas israelíes, Yair Golan, quien en un discurso pronunciado el Día del Recuerdo del Holocausto afirmó que “hay vestigios de las espeluznantes tendencias de la Alemania nazi en el Israel actual” y que “no todo lo que hacemos es correcto”, haciendo referencia al incidente ocurrido en Hebrón en el que un soldado israelí remató a un palestino herido y tumbado en el suelo, siendo posteriormente condenado a 18 meses de prisión y provocando de paso un intenso debate en la sociedad israelí que sería el reflejo nítido de su división asimétrica.

¿Es Jerusalén capital única e indivisible de Israel?

Según el censo elaborado por el Ministerio de Interior israelí, cuando se suscribieron los Acuerdos de Oslo (1993), unos 250.000 colonos poblaban los territorios ocupados mientras que en la actualidad serían más de 700.000 colonos que extenderían sus tentáculos por Cisjordania (140 asentamientos entre los que descollarían Hebrón y en especial el valle del Jordán que domina la mitad fértil de río y sería una verdadera avanzadilla para controlar la frontera de Jordania) además de Jerusalén Este y los Altos del Golán, aunado con la prevista culminación del Muro de Cisjordania que incluiría aproximadamente el 10% del territorio de Cisjordania, incluida Jerusalén Este donde unas 60.000 casas palestinas podrían ser demolidas al carecer de permisos oficiales. Así, antes de las recientes elecciones, Netanyahu reafirmó “el derecho del pueblo judío a construir en Jerusalén”, (lo que se traduciría según el canal de televisión Arutz 2 en la construcción de 1.400 nuevas viviendas en Ramat Shlomo, barrio judío de Jerusalén Este situado más allá de la llamada Línea Verde), pues según sus palabras “hasta los palestinos saben que esos lugares quedarán bajo la soberanía israelí bajo cualquier tipo de arreglo”.

Así, el Gobierno de Netanyahu aspira a resucitar el endemismo del Gran Israel (Eretz Israel), ente que intentaría aunar los conceptos antitéticos del atavismo del Gran Israel (Eretz Israel) y que tendría como principal adalid a Isaac Shamir al defender que “Judea y Samaria (términos bíblicos de la actual Cisjordania) son parte integral de la tierra de Israel. No han sido capturadas ni van a ser devueltas a nadie”, doctrina en la que se basarían los postulados actuales del partido Likud liderado por Netanyahu quien aspira a convertir a Jerusalén en la “capital indivisible del nuevo Israel” tras la invasión de su parte oriental tras la Guerra de los Seis Días (1967), tesis reforzada por el anuncio de la Administración Trump de trasladar la Embajada Estadounidense a Jerusalén, lo que conllevará una nueva intifada palestina y el repudio de la comunidad internacional.

¿Hacia un régimen teocrático-militar en Israel?

Desde que en 1967 el Partido Laborista impulsó los asentamientos, el Estado israelí se habría gastado la friolera cifra de 7.500 millones de euros y según denuncia Maayan Geva, de B’Tselem, (Centro israelí de información sobre derechos humanos en los Territorios Ocupados) “dicha política ha consumido el presupuesto para educación, bienestar social e investigación no armamentística” y ha ayudado “a aumentar la pobreza, con casi un millón de personas por debajo del umbral mínimo, entre ellas, el 30% de la población infantil”, por lo que no es de extrañar que con el azote de la crisis, desde 2007 se haya registrado un crecimiento anual de su población de entre el 5 y el 10%, (dos veces más rápido que en el conjunto nacional).

Dado que el 75% de los colonos son ultraortodoxos (más de 500.000), en los últimos años se habría desarrollado en los territorios ocupados de Palestina una peligrosa simbiosis entre los líderes políticos de los colonos y los rabinos que han predicado durante décadas su oposición a cualquier compromiso territorial con los palestinos y han tratado de dar una justificación religiosa a la ilegal ocupación israelí de los territorios palestinos. Así, rabinos extremistas israelíes entrenarían a los colonos en escuelas ubicadas en los asentamientos construidos ilegalmente en Cisjordania y la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) para que cometan actos terroristas contra los palestinos de la ocupada Cisjordania (Ataques de Odio y Venganza), según ha informado los servicios de seguridad general de Inteligencia judío (Shabak) en un informe publicado en la página Web ‘Israelí Central Issues’. En consecuencia, podríamos asistir a la agudización de la fractura civil de la sociedad israelí en los próximos años, preludio de una posterior deriva totalitaria de la actual democracia israelí que tendrá su culminación con la instauración en el Estado israelí de un régimen teocrático-militar lo que conllevará que amplios sectores de la juventud laica y urbana israelí deban optar por engrosar la lista de colonos teledirigidos por los haredim o emigrar a Occidente para escapar de la distopía teocrática-militar israelí de la próxima década.

 

(Enviado a Los Otros Judíos por el autor.)

Anuncios

Petición de orden europea de detención y entrega contra Benjamin Netanyahu

Estándar

Viernes, 8 de diciembre de 2017

Ante la visita a Bélgica, el próximo lunes 11 de diciembre, del Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, para entrevistarse con autoridades de la UE, los abogados de Rumbo a Gaza, han dirigido un escrito al Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional pidiendo la reapertura de actuaciones y la emisión de una orden europea de detención y entrega contra él por el caso del Mavi Marmara, y sea puesto a disposición de la justicia española. “Las víctimas tienen el derecho a que se imparta justicia y que los gobiernos nacionales cumplan su obligación y no apoyen al presunto criminal o hagan doblez política para con el poderoso”, ha denunciado Laura Arau, una de las personas demandantes.

Los hechos se remontan al año 2010 cuando, siendo Netanyahu primer ministro, la Armada israelí asaltó violentamente en aguas internacionales el barco turco Mavi Marmara, integrante de la Flotilla de la Libertad, resultando asesinados diez pasajeros del buque así como decenas de personas heridas. Rumbo a Gaza presentó entonces una querella en la Audiencia Nacional por delitos de lesa humanidad (con detención ilegal, tortura y deportación) cometidos en el asalto, ya que tres de los pasajeros, Laura Arau, David Segarra y Manuel Tapial, son de nacionalidad española. Paralelamente el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas emitió un informe al respecto concluyendo que los hechos referidos eran constitutivos de crímenes de guerra.

“Después de siete años seguimos peleando para que se haga justicia. No consentimos que Israel siga gozando de total impunidad. Acciones como las de Trump, que ha declarado Jerusalén capital de Israel; o de la Corte Penal Internacional, que aunque afirma que hay una base razonable para creer que las Fuerzas de Ocupación israelíes cometieron crímenes de guerra, considera que la situación no es suficientemente grave para abrir una investigación; no solo nos desprotegen a nosotros y a los palestinos sino que les hace cómplices de las vulneraciones de derechos humanos que Israel sigue cometiendo en Palestina”, concluye Arau.

Existiendo indicios racionales de criminalidad por parte de varios dirigentes israelíes, entre ellos Netanyahu, pero al no encontrarse en territorio español el caso se encuentra archivado provisionalmente tras el cambio en España de la ley de jurisdicción universal. Al visitar Bélgica, Netanyahu se encontraría en territorio Schengen lo cual permitiría la reapertura del caso. Es por ello esta petición de emisión de la orden europea de detención y entrega contra el dirigente israelí.

Más información sobre el caso en el apartado ‘la lucha legal’ de la web de Rumbo a Gaza.

 

Fuente: Rumbo a Gaza.

La cruzada de Trump

Estándar

jer.jpg

Por Joan Cañete Bayle.

Hay que agradecerle a Donald Trump que con su desacomplejada mezcla de ignorancia, arrogancia, vanidad y egoísmo haya dado el paso de formalizar lo que desde hace años son unas cuantas verdades en el llamado conflicto palestino-israelí. Por ejemplo: que EEUU no es un mediador de buena fe e imparcial entre las dos partes. Que lo que digan, sienten o piensen los palestinos no tiene el mínimo peso en el devenir de los acontecimientos (y mucho menos sus derechos). Que el liderazgo palestino no es más que una fachada, y que da igual lo que haga, cuántos deberes intente cumplir, que nunca será tratado en pie de igualdad en un conflicto con una correlación de fuerzas profundamente desequilibrada. Que lo que opine el resto de la comunidad internacional no tiene ninguna influencia sobre el binomio Washington-Tel-Aviv. Que la solidaridad de los «hermanos árabes» con los palestinos es algo peor que retórica vacía: una falsedad que se cobra en sangre lo que se vende en petróleo. Que la legalidad internacional y las resoluciones de la ONU no tienen la más mínima importancia cuando de Israel y EEUU se trata. Que los palestinos están solos, a su suerte, y son débiles. Que el proceso de paz es una cortina de humo, que la solución de los dos Estados está muerta y enterrada. Que ser fuerte y tomar decisiones sustentadas por la fuerza da réditos. De Teherán a Pyongyang, de Riad a Pekín, de Moscú a Estambul, se toma buena nota de este hecho: primero construye asentamientos, y después niégate a responder preguntas. Funciona.

Trump certifica con su decisión de reconocer a Jerusalén como capital de Israel y trasladar allí la embajada de EEUU lo que es la realidad: Jerusalén no es una ciudad en disputa, es una ciudad conquistada y ocupada militarmente, primero en 1948, después en 1967. ¿Capital de Israel a ojos de Washington? Nada cambiará en el día a día de los jerusamelitas palestinos por el hecho de que la embajada se traslade de Tel-Aviv a su ciudad. Su vida continuará siendo tan miserable como hasta ahora, atrapada en esa basta y vasta red de violencia que, para resumir, se llama ocupación. Es muy probable que corra la sangre, –mucha o poca, está por ver, siempre demasiada en cualquier caso–, en las calles de Jerusalén y de otras ciudades árabes y musulmanes. Pero eso ya lo saben Trump y el ala extrema del extremo Partido Republicano que gobierna EEUU.

Islamofobia

Binyamin Netanyahu aplaude la decisión, pero hubiera podido vivir perfectamente con el statu quo actual, no es esta una decisión que beneficie al Estado de Israel. La sangre palestina que pueda derramarse se le atribuirá a él, cuando en realidad manchará las manos de Trump. Esta no es una decisión política en el marco del conflicto palestino-israelí. Esta es una decisión religiosa en el marco de la guerra racista e islamófoba impulsada por Trump y que cuenta con muchos seguidores en EEUU. Cierto, Trump busca apoyos internos erigiéndose en el mejor amigo de Israel. Pero eso es un además. Lo que Trump tiene entre manos es una cruzada. 

 

Fuente: El Periódico.

Llamamiento internacional: cancelen el “Gran comienzo” del Giro de Italia en Israel

Estándar

Palestina Toma La Calle

Nosotros, los grupos abajo firmantes de la sociedad civil comprometidos con los derechos humanos universales, el desarrollo sostenible, la libertad de movimiento y el turismo ético estamos alarmados al ver al Giro de Italia,  un evento ciclista de primer orden mundial, ayudando a Israel en violaciones del derecho internacional y de los derechos humanos de los palestinos.

Celebrar el “Gran Comienzo” de la carrera 2018 en Israel no solo encubrirá la ocupación militar de Israel y las políticas racistas contra los palestinos, también exacerbará la sensación de impunidad de Israel y lo alentará a continuar negando al pueblo palestino sus derechos estipulados por la ONU.

Comenzar la carrera en Jerusalén ayudará a consolidar la pretensión ilegal de Israel sobre la soberanía de la ciudad. Desde que ocupó y anexionó ilegalmente Jerusalén Este hace más de 50 años, Israel ha trabajado incansablemente para expandir y consolidar sus colonias ilegales exclusivas…

Ver la entrada original 1.375 palabras más

Video: ¿Qué tal si un extraño regalara tu casa a otra gente?

Estándar

 (Cliquear en el botón de Configuración para elegir el idioma de los subtítulos).

Al cumplirse este 2 de noviembre 100 años de la Declaración Balfour, el colectivo Palestinian Return Centre (Londres) y la campaña Balfour Apology Campaign, del Reino Unido, realizaron este video de 12 minutos (subtitulado en 17 idiomas).

El relato ficcionado traza una analogía con el presente para hacer evidente la profunda arbitrariedad e injusticia cometida por el gobierno británico a través de su Canciller Lord Arthur Balfour, quien en una carta dirigida al líder sionista Lord Rothschild aprobó la creación de un “hogar nacional para el pueblo judío” en la tierra de Palestina, ignorando al pueblo árabe nativo que la habitaba.

La Declaración Balfour fue el típico acto de un gobierno imperial disponiendo del destino de otros seres humanos sin consultar su voluntad ni tener en cuenta sus intereses. A partir de allí, Gran Bretaña autorizó, apoyó e impulsó la emigración masiva de personas judías desde Europa a Palestina, iniciando un proceso de colonización que luego en 1948 se formalizaría con la creación unilateral del Estado de Israel y el consiguiente despojo, limpieza étnica y aniquilación del pueblo palestino (la Nakba), que continúa hasta el día de hoy.

 

Fuente: María en Palestina.

100 años de Declaración Balfour. Concentración frente a la Emb. Británica

Estándar
100 años de Declaración Balfour. Concentración frente a la Emb. Británica

Palestina Toma La Calle

balfour

Con motivo de los 100 años de la Declaración Balfour, la Asociación de la Comunidad Hispano Palestina “Jerusalén”, convoca una concentración frente a la Embajada Británica, el próximo día 2 de Noviembre.

La concentración, a la que se han adherido innumerables asociaciones, entre las que Palestina Toma La Calle se encuentra, se realiza en denuncia de lo que supuso la Declaración Balfour . Se hará entrega al personal de la Embajada de una carta dirigida a Theresa Mai con el siguiente texto:

Embajador de su Majestad Británica para el Reino de España
D. Simón Manley
Paseo de la Castellana, 259D. Torre Espacio
28046- Madrid

Carta dirigida a la Primera Ministra del Gobierno Británico.
Dª THERESA MAY

El 2 de noviembre de 1917, el barón Arthur James Balfour, entonces Ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno Británico, envió una carta dirigida al barón Lionel Walter Rothschild (sionista británico) prometiéndole la creación de un hogar nacional judío…

Ver la entrada original 714 palabras más

¿Por qué el BDS (Boicot, Sanciones y Desinversiones) a Israel?

Estándar

Video de sensibilización de la campaña BDS (Boicot, Sanciones y Desinversiones) al estado de Israel. Producido por la campaña internacional http://www.bdsmovement.net/