Prensa israelí: Oficialmente, Israel prohíbe el ingreso de vacunas contra la covid-19 a Gaza

Estándar

Israel, que maneja muy bien la extorsión y el chantaje, ha decidido utilizar las vacunas y por ende la vida de la población palestina como herramienta de presión, prohibiendo su ingreso a Gaza.

Israel controla todo lo que ingresa y sale de Gaza, Jerusalén ocupada y Cisjordania. Absolutamente todo. En este sentido, han decidido prohibir el ingreso de vacunas a Gaza para presionar por la liberación de sus soldados capturados en la Franja, que lleva más de 13 años bajo absoluto bloqueo.

Lee el resto de esta entrada

Los boicots son herramientas legítimas de protesta contra la injusticia

Estándar

BDS en México

Silueta de una persona caminando con un cartel
La sociedad civil palestina lanzó el movimiento de boicot, desinversión y sanciones en 2005.Imágenes de Nedal EshtayahAPA

Traducción de: Ana Rosa Moreno BDS México.

En 1966, Coca-Cola Company fueacusadade negarse a hacer negocios en Israel.

El reclamo provenía del grupo de presión pro-Israel Anti-Defamation League, y pronto, la compañía de refrescos se enfrentó aposibles boicotsen su propio país.

Más tarde ese mismo año, Coca-Cola terminó obteniendo franquicias en Israel,posiblementepor temor a las repercusiones de un boicot en su país de origen.Estollevóal boicot de la empresa por parte de los estados árabes.

Los boicots económicos han sido un medio común y efectivo de protesta en los Estados Unidos durante el siglo pasado, y los estadounidenses lo vieron con razón como una forma civil y democrática de ejercer presión no violenta para lograr un…

Ver la entrada original 749 palabras más

Campaña Facebook, tenemos que hablar. ¡Firma aquí!

Estándar
"No todas las personas que deberían hablan sobre la historia violenta del sionismo. Durante la Nakba en 1948, milicias sionistas destruyeron la casa de mi abuela mientras echaban a sus padres por la fuerza a punta de pistola. Manda un MD si quieres saber más sobre la historia de mi familia". Facebook dice que esta publicación no cumple con las reglas de la comunidad.
“No todas las personas que deberían hablan sobre la historia violenta del sionismo. Durante la Nakba en 1948, milicias sionistas destruyeron la casa de mi abuela mientras echaban a sus padres por la fuerza a punta de pistola. Manda un MD si quieres saber más sobre la historia de mi familia”. Facebook dice que esta publicación no cumple con las reglas de la comunidad.

Estimados/as Mark y Sheryl:

En un mundo lleno de muros, las redes sociales son una herramienta poderosa que nos permiten contar nuestras historias y solidarizarnos los unos con los otros – sin importar nuestra religión, raza o nacionalidad. Sabemos que Facebook está considerando implementar protecciones que mantengan la plataforma segura y accesible para que podamos conectarnos a través del espacio y de nuestras diferencias.

Sin embargo, nos preocupa profundamente que Facebook al revisar sus políticas de incitación al odio decida erróneamente caracterizar conversaciones sobre sionistas – y por extensión, el sionismo – como intrínsecamente antisemitas/antijudías. Esto dañará a sus usuarios y socavará los esfuerzos para desmantelar el antisemismo/antijudaísmo real, y todas las formas de racismo, extremismo y opresión. No podemos desmantelar el antisemismo/antijudaísmo si se nos impide expresar nuestras opiniones, y compartir nuestras experiencias mutuamente. Podemos discutir, debatir e incluso discrepar, siempre que compartamos la creencia de que todos merecemos seguridad, libertad y dignidad. Por ello le pedimos a Facebook que no levante muros que nos impidan conectarnos los unos con los otros mientras trabajamos contra todas las formas de opresión.

Esta es la solución incorrecta a un problema real e importante: aquellos que alimentan el antisemismo/antijudaísmo en las redes continuarán haciéndolo, con o sin la palabra “sionista”. De hecho, muchos antisemitas/antijudíos, especialmente entre supremacistas blancos y sionistas evangélicos, explícitamente apoyan a Israel y el sionismo, mientras incurren en discursos y acciones que deshumanizan, insultan y aíslan al pueblo judío. Es importante destacar que esta decisión les prohibirá a palestinos y palestinas compartir sus experiencias diarias y sus historias con el resto del mundo, ya sea una foto de las llaves de la casa de sus abuelos, pérdidas en los ataques de milicianos sionistas en 1948, o una transmisión en vivo de colonos sionistas destruyendo sus huertos de olivos en el 2021. Y les prohibiría también a los usuarios judíos poder discutir su relación con la ideología política del sionismo.

Restringir el uso de palabras específicas no garantiza la seguridad de nadie, pero sí impedirá que como usuarios de Facebook podamos conectarnos libremente y discutir asuntos políticos que son importantes para todos y todas, y nos impedirá exigir que tanto gobiernos como individuos rindan cuentas por sus acciones y sus políticas públicas. El actual gobierno israelí, y algunos de sus partidarios, han exigido que Facebook incluya la palabra “sionista” en su política de incitación al odio -esto silenciará conversaciones sobre responsabilidades por políticas públicas y acciones que dañan a los palestinos y palestinas.

Facebook debe negarse a cooperar con aquellos que buscan construir más muros para separarnos. Hacemos un llamado a Facebook para que NO agregue el término “sionista” como categoría protegida en su política de incitación al odio.

Lee el resto de esta entrada

Elogios a Israel y oídos sordos a Palestina (Más sobre el apartheid de las vacunas)

Estándar

“Parece haber una conspiración de silencio en los medios internacionales sobre la inadmisible discriminación de Israel hacia el pueblo palestino en la aplicación de la vacuna contra el Covid-19. En cualquier país del mundo sería impensable que las autoridades de salud vacunaran a un grupo de población y excluyeran a otro en el mismo territorio. Eso es exactamente lo que está pasando en Cisjordania, donde los colonos ilegales reciben la vacuna pero la población palestina nativa no. Todos los esfuerzos de la sociedad civil palestina y sus aliados en el mundo por denunciarlo se estrellan contra el muro de elogios y adulaciones que el régimen sionista sigue cosechando.

Es por eso que importa dar a conocer algunas de las denuncias, declaraciones y exhortaciones que organizaciones internacionales de derechos humanos, palestinas e incluso israelíes han emitido para denunciar dicho apartheid y exigir que Israel rinda cuentas, rectifique su política y cumpla con sus obligaciones ante el derecho internacional como potencia ocupante hacia la población ocupada. Reproducimos un mensaje de Inès Abdel Razek, advocacy officer (responsable de incidencia) en el Palestinian Institute for Public Diplomacy (PIPD), con sede en Ramala, que recoge esas voces palestinas ignoradas”.

(María Landi)

Trabajadores palestinos entran a Israel a través del  puesto de control Mitar, cerca de la ciudad de Hebrón/Al-Jalil, en Cisjordania ocupada (Wisam Hashlamoun/Flash90).

  La distribución de la vacuna Covid-19 en Israel: Qué dice la población palestina

Por Inès Abdel Razek.

En las últimas semanas, Israel ha sido elogiado en los principales medios de comunicación internacionales por ser un líder mundial en la campaña de vacunación contra el COVID-19.

Las y los palestinos y sus aliados/as han criticado este relato distorsionado que encubre la realidad racista y discriminatoria en la distribución de la vacuna COVID-19 por parte de Israel. Como escribe Yara Hawari (investigadora de Al-Shabaka) en Al-Jazeera, «hay un lado oscuro en la “historia de éxito de la vacuna” de Israel: mientras que está inmunizando a sus ciudadanos/os contra el COVID-19 a un ritmo inigualable, el gobierno israelí no está haciendo nada para vacunar a millones de palestinas/os que viven bajo su control militar.»

El Dr. Mustafa Barghouthi, médico y político que integra el comité de salud palestino para el COVID-19, escribió en el NY Times que aproximadamente 600.000 colonos/as israelíes que viven ilegalmente en Cisjordania ocupada recibirán la vacuna, mientras que los 3 millones de personas palestinas que viven en la misma zona no serán vacunadas. Añade que «La decisión del gobierno israelí de hacer que la vacuna esté disponible sólo para los ciudadanos israelíes no es sólo una injusticia moral: es autodestructiva. La inmunidad de manada no se logrará para la población israelí sin vacunar a la población palestina. Hay más de 130.000 palestinos trabajando en Israel y en las colonias, y cientos de miles de israelíes se desplazan entre las colonias o participan en actividades militares en los territorios palestinos ocupados.» Incluso los guardias de las prisiones están siendo vacunados, pero los presos palestinos no.

En una entrevista con Democracy Now, la congresista palestino-estadounidense Rashida Tlaib dijo que «Israel es un Estado racista y que niega a las y los palestinos, como mi abuela, el acceso a la vacuna». Añadió además: «Espero que nuestro país vea lo que el pueblo palestino ha estado tratando de decirnos desde hace mucho tiempo: que Israel no tiene la menor intención de preocuparse por el bienestar o de permitir la igualdad y la libertad para [el pueblo palestino]».

En diciembre, 29 ONGs palestinas, israelíes e internacionales firmaron una declaración conjunta en la que pedían que se garantizara la vacunación de la población palestina. El 18 de enero,165 ONGs del Consejo Palestino de Organizaciones de Derechos Humanos (PHROC), la Red de ONGs Palestinas (PNGO) y el Instituto Nacional Palestino para las ONGs (PNIN), hicieron cinco demandas concretas, exigiendo:
– a Israel, que cumpla inmediatamente con sus obligaciones en materia de Derecho Internacional Humanitario y garantice el suministro no discriminatorio de vacunas a todas las personas en el territorio bajo su control, incluyendo Gaza, Cisjordania y los prisioneros palestinos en las prisiones y centros de detención israelíes.

– a Pfizer, que no colabore con las políticas de colonización ilegal, discriminación, racismo y apartheid de Israel.
– a la comunidad internacional, que exija a Israel que rinda cuentas por la denegación de atención médica, que constituye una grave violación del Cuarto Convenio de Ginebra.
– a la Autoridad Palestina, que refuerce su papel activo para garantizar la protección de la población palestina durante una pandemia mundial, entre otras cosas recordando a Israel y a la comunidad internacional que deben poner fin a las políticas y prácticas discriminatorias israelíes.

En su declaración conjunta, las ONGs palestinas recordaron que «1,99 millones de israelíes, (incluyendo los y las ciudadanas palestinas de Israel) y de palestinos/as de la ocupada Jerusalén Oriental han sido vacunados/as al 13 de enero de 2021.» En comparación, aproximadamente 5 millones de personas palestinas que viven bajo la ocupación israelí en Cisjordania y Gaza todavía esperan ser vacunadas.

Además, Al-Haq envió una carta a Pfizer, el fabricante de vacunas, recordándole a la empresa «sus obligaciones internacionales en virtud de los Principios Rectores de Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos» de garantizar que su vacuna «no sea utilizada de manera que viole el derecho internacional de los derechos humanos o el derecho internacional humanitario.»

Tras la movilización de la sociedad civil palestina, la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (OACDH) emitió una declaración en la que pidió a Israel garantizar la igualdad de acceso de la población palestina a la vacuna contra el COVID-19, subrayando que «este acceso diferencial a la atención sanitaria necesaria en medio de la peor crisis sanitaria mundial en un siglo es inaceptable». Human Rights Watch se le sumó.

Voces que defienden las posiciones de Israel han explotado los Acuerdos de Oslo para trasladar la culpa y la responsabilidad a la Autoridad Palestina (PA). En una típica declaración colonial y paternalista, el Ministro de Salud de Israel dijo a Sky News que los palestinos «tienen que aprender a cuidarse por sí mismos», mientras nos mantienen sin libertad y bajo una subyugación permanente.

En un artículo de opinión publicado en el Washington Post, Yara M. Asi aclara que si bien «Oslo estaba destinado a ser un acuerdo provisional que condujera a un arreglo político en un plazo de cinco años (…) casi tres décadas después se está utilizando para justificar la falta de responsabilidad de Israel con respecto al bienestar de la población palestina ocupada durante una pandemia».

Las ONGs palestinas en su declaración nos recuerdan que «el artículo 55(1) del Cuarto Convenio de Ginebra establece el deber de Israel, como Potencia ocupante, de garantizar el suministro de insumos médicos a la población civil en los territorios ocupados por todos los medios de que disponga». Las obligaciones de protección del Cuarto Convenio de Ginebra persisten independientemente de cualquier acuerdo entre el ocupado y el ocupante.

«Crear la impresión de que Israel ayuda de buena fe a la población palestina a hacer frente al virus, mientras al mismo tiempo la mantiene bajo ocupación, fue un logro notable de la maquinaria de propaganda israelí», añade Yara Hawari.

Por su parte, el Ministerio de Salud de la Autoridad Palestina ha hecho arreglos para recibir más de dos millones de dosis de las vacunas Oxford-AstraZeneca y Sputnik V de Rusia que, según indicó el Primer Ministro palestino durante la reunión de gabinete de la Autoridad Palestina el 18 de enero, «están en camino».

La pandemia de COVID-19 está echando luz sobre la lucha de décadas del pueblo palestino bajo la ocupación para acceder a servicios médicos y de salud equitativos y provisionales. Saleh Higazi, director adjunto de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África, dijo a Vice que «la campaña de vacunación está exponiendo aún más esta realidad de un sistema de dos niveles, en el que se le brinda derechos y protección a parte de la población que se controla, y se le niega al resto». También el analista Tareq Baconi señala en Twitter la omisión histórica de Israel en proporcionar a la población palestina servicios de salud adecuados, y menciona la miríada de «tragedias no relacionadas con el COVID que se han normalizado, desde pacientes de cáncer a quienes se les niega el permiso para recibir quimioterapia hasta la joven generación de amputados» en Gaza. Esta conducta de apartheid médico y sanitario, escribe Baconi, simplemente es consistente con la norma general.

Traducción: María Landi.

Fuente: María en Palestina

“Me lo quitaron todo” (video, relato, entrevista y comentario)

Estándar

Palestina en el corazón

Lo ocurrido el 1° de enero de 2021 en una aldea ubicada en las Colinas del Sur de Hebrón (plena zona C) no fue excepcional, pero constituye un caso emblemático de las políticas despiadadas desplegadas por el régimen colonial israelí contra la población palestina en los territorios ocupados, con el único propósito de hacer su vida intolerable para que se vaya. Por la particular crueldad de este operativo y su trágico resultado, reproduzco el relato testimonial de Yuval Abraham, la entrevista de Yumna Patel al padre de la víctima y el comentario breve y certero de Amjad Iraqi.


Le dispararon en el cuello por aferrarse a su generador


Yuval Abraham

Harun Abu Aram, cuya casa fue destruida el mes pasado, fue baleado a quemarropa por un soldado mientras intentaba recuperar su generador. Todo para que Israel pudiera apoderarse de su tierra.

El viernes 1° por la tarde, un soldado israelí…

Ver la entrada original 2.731 palabras más

Judías y judíos de Chile rechazan declaraciones del Centro Simon Wiesenthal sobre Daniel Jadue

Estándar

 

Santiago, 4 de enero de 2021

Como ciudadanas/os chilenas/os de origen judío, lamentamos profundamente y rechazamos que el Centro Simon Wiesenthal incluyera al alcalde Daniel Jadue en la lista de los mayores incidentes antisemitas del año 2020. Cuando el mundo enfrenta tantas expresiones de odio y racismo, y ve por doquier el renacer de movimientos neofascistas, los que constituyen serios peligros para la democracia, la paz y los pueblos, cuesta comprender tal pérdida de foco y sentido de una institución que persigue al nazismo y sus crímenes.

Probablemente fueron pautados por la ceguera de chilenos/as de extrema derecha, miembros o simpatizantes de partidos que apoyaron activamente, o con un cómplice silencio, la dictadura de Pinochet y sus crímenes de lesa humanidad. Olvidan los responsables de dicho informe del Centro Simon Wiesenthal, que el nazismo tomó impulso aunando fanáticamente el anticomunismo con el antisemitismo, y que como judías/os, nunca podemos permitirnos repetir tales lógicas, homologando en bloque a comunistas, palestinos, críticos a Israel, anti sionistas y antisemitas. Actuar de esa forma, instala un pensamiento totalitario, que a la larga solo beneficia a quienes una y otra vez en la historia han perseguido al otro, lo diverso y lo diferente, principales responsables y ejecutores de las persecuciones que sufrió el pueblo judío en la historia. Lee el resto de esta entrada

Manifiesto: El antisemitismo es racismo y el antisionismo es anticolonialismo

Estándar

Antisemitismo/Judeofobia, un delito. Antisionismo, un deber ético-político. (Berenice Bento)

326 académicos/as, artistas y profesionales de todas partes del mundo denuncian la política de persecución de Israel.

Las personas abajo firmantes, pertenecientes al ámbito académico, artístico y periodístico de diversos países de habla hispana y portuguesa, exponemos en este escrito nuestro desacuerdo con la predisposición creciente de diversos gobiernos y organismos a adoptar la definición de antisemitismo lanzada en 2016 por la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA), con las consecuencias legales que de ello se derivan. Entendemos que dicha definición tiene un sesgo que busca criminalizar la solidaridad con el pueblo palestino —como acertadamente ha explicado el manifiesto de intelectuales árabes publicado en diciembre de 2020— y contribuye además a reforzar el antisemitismo que dice querer combatir, así como otras formas de racismo y exclusión.

Si bien la IHRA afirma que «las críticas contra Israel, similares a las dirigidas contra cualquier otro país no pueden considerarse antisemitismo», en la práctica incluye entre lo que considera «ejemplos contemporáneos de antisemitismo» algunos que señalan, de forma evidente, las posturas críticas con el sionismo y el Estado de Israel. Así, considera que es antisemita «denegar a los judíos su derecho a la autodeterminación, por ejemplo, alegando que la existencia de un Estado de Israel es un empeño racista», «establecer comparaciones entre la política actual de Israel y la de los nazis» o «aplicar un doble rasero al pedir a Israel un comportamiento no esperado ni exigido a ningún otro país democrático».

Lee el resto de esta entrada

Psicología de masas del sionismo

Estándar

(Apuntes para entender la relación entre el fascismo y el sionismo).

Por Ángeles Diez.

“El fascismo no es un partido político,

sino una determinada concepción de vida

y una actitud respecto del hombre, del amor y del trabajo”(Wilhelm Reich)

     Causa estupor y desconcierto que un estado colonialista de ideología racista como el israelí haya conseguido imponer su relato de víctima del terrorismo en amplias masas de la población a nivel mundial, especialmente en Europa.

    Causa más zozobra aún observar cómo las clases medias,  bienpensantes humanistas de todos los colores y sabores, socialdemócratas y progresistas, académicos y periodistas, dicen solidarizarse con la causa palestina pero al mismo tiempo rechazan el boicot al Estado sionista israelí; se cuidan mucho de no ser acusados de antisemitas y, en no pocas ocasiones, asumen que “algunos” palestinos son violentos y que deberían reconocer como legítimo al Estado ocupante.

    Estas paradojas, sin embargo, son sólo aparentes si analizamos los factores socio-psíquicos que, a lo largo de la historia, han hecho que ideologías racistas y supremacistas hayan ido de la mano compartiendo objetivos e intereses; y además hayan conseguido el apoyo de amplias bases sociales, en un primer momento entre las clases medias y posteriormente entre las clases populares.

  La sintonía entre el fascismo y el sionismo proviene de que comparten tanto el ser ideologías afines en relación con el racismo como de su visión pragmática e instrumental por encima de cualquier valor o principio ético. También es importante considerar cómo ambas se han servido de prácticas como la propaganda sistemática y continuada, o la manipulación emocional, o las alianzas económicas y de poder para ocultar sus objetivos e intereses.

Lee el resto de esta entrada

Manifiesto sobre la definición emitida por la Asociación Internacional por la Memoria del Holocausto sobre antisemitismo

Estándar

AL-AYYAM

Nosotros, los abajo firmantes, académicos, artistas, periodistas y pensadores palestinos y árabes, exponemos en este manifiesto nuestro punto de vista sobre la definición de antisemitismo emitida por la “Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto” (AIMH) y cómo se ha hecho uso de ella y se ha interpretado y difundido por parte de numerosos estados europeos y norteamericanos.

En los últimos años, el gobierno israelí y sus partidarios han venido utilizando cada vez con mayor intensidad la lucha contra el antisemitismo para revertir la legitimidad de la cuestión palestina y silenciar a quienes defienden los derechos de los palestinos.

Esta manipulación de la lucha contra el antisemitismo, con el objeto de servir una agenda en particular, amenaza con socavar el objeto verdadero de esta lucha y, por consiguiente, al generar serias dudas sobre sus verdaderos propósitos, la debilita.

Se debe poner de manifiesto la necesidad de oponerse por todos los medios al antisemitismo y sus falsedades, sin mostrar, bajo ningún concepto, la más mínima tolerancia frente a quienes hacen expreso su odio a los judíos por el mero hecho de serlo, en cualquier lugar. El antisemitismo se expresa en la difusión de generalizaciones y clichés sobre el pueblo judío, como los tópicos sobre su influencia y hegemonía económica, así como las teorías de la conspiración que se esgrimen contra ellos, o la negación del Holocausto. Consideramos que combatir este tipo de falsedades es un acto legítimo y necesario, del mismo modo que creemos que determinadas lecciones de nuestra época contemporánea deben ser parte sustancial a la hora de formar y educar a las nuevas generaciones para evitar que se reproduzcan episodios como el Holocausto y cualquier tipo de genocidio, limpieza y exclusión étnicas.

Lee el resto de esta entrada

Mahmud Darwish sobre Maradona: “No encontrarán en sus venas sangre, sino combustible para cohetes”.

Estándar

Al finalizar el Mundial de Fútbol de 1986, el poeta palestino Mahmud Darwish –fallecido en 2008- dedicó este artículo a Diego Armando Maradona, por entonces capitán de la selección argentina que ganó la Copa en aquel Mundial. Este artículo fue publicado en la revista “Al-Yaum Al-Sábia”, y posteriormente el escritor Hassan Khadr lo incluyó en un libro de antologías de prosa. En los últimos días, con motivo del fallecimiento de Diego Maradona, este texto fue reproducido en muchos medios árabes. En honor a Maradona y a Darwish, tradujimos esta maravilla al “argentino”.

—————————————————————-

No encontrarán en sus venas sangre, sino combustible para cohetes

-Maradona a los ojos de Mahmud Darwish-

1- ¿Qué hiciste con las horas, en qué transformaste las fechas agendadas?

¿Qué hacemos después que Maradona regrese a su familia en la Argentina?

¿Con quién compartiremos el desvelo, después de haber dejado en suspenso la tranquilidad del corazón, y su temor, por sus pies milagrosos?

¿Con quién humanizar y apasionarnos, después de la adicción de un mes que nos convirtió de espectadores en amantes?

¿Para quién elevaremos gritos de fervor, placer y alfileres en la sangre, después de encontrar en él a nuestro héroe buscado, encender en nosotros la sed anhelante de un Héroe… un héroe al que aplaudimos, oramos por su victoria, nos colgamos un amuleto y tememos por él -y nuestras esperanzas- a la derrota?

Oh, Maradona! ¿Qué hiciste con las horas? ¿En qué transformaste las fechas agendadas?

Lee el resto de esta entrada