La Flotilla de la Libertad volverá a poner rumbo a Gaza

Estándar

Turkey Gaza Ship

Esta próxima primavera (NdT del Hemisferio norte), la Flotilla de la Libertad volverá a poner rumbo a la franja de Gaza para denunciar el bloqueo “ilegal e inhumano” impuesto por la armada israelí y tratar de franquearlo. La campaña Rumbo a Gaza denuncia que “el castigo colectivo que supone el bloqueo por aire, tierra y mar sigue matando silenciosa pero implacablemente”.

La nueva campaña llevará por nombre Gaza Puerto Abierto. En esta primará el carácter político más que el humanitario, según explica Laura Arau, una de las portavoces. A pesar de que las embarcaciones sí que llevarán una pequeña dotación de alimentos y material para la franja, el principal objetivo es “volver a poner el foco sobre Palestina en el momento en que ha desaparecido del mapa mediático”, después de que el pasado verano más de 2.200 personas murieran por los bombardeos del ejército de Israel sobre la franja. Los barcos que integran la flota de activistas pararán en varios puertos mediterráneos para repostar y, de paso, llevar a cabo acciones de sensibilización.

“Exigimos tanto la libertad del pueblo palestino para navegar libremente y comerciar, como el derecho de cualquier barco de poder arribar al puerto de Gaza sin ser asaltado o retenido por la armada israelí”, anuncian los promotores de la campaña. “La armada israelí se ha adueñado unilateralmente de 60 millas náuticas del Mediterráneo oriental y también ha extendido el bloqueo a otros puertos europeos, presionando para que barcos civiles no puedan zarpar hacia Gaza”, denuncian en un comunicado.

Todavía no se conoce la fecha en la que la flota llegará a las aguas de Gaza. En estos momentos se están coordinando las distintas embarcaciones, una tarea nada sencilla, explica Arau: “Es compleja la coordinación global y logística, que incluye la preparación de los barcos, los permisos para pasar por los puertos, así como acondicionarlos con equipos de transmisión multimedia”. Los activistas llevarán equipos de grabación y transmisión por Internet a bordo para retransmitir lo que suceda durante la travesía. También un posible ataque por parte de la armada israelí, como ha sucedido en otras ocasiones. “Es un elemento de protección para nosotros. Donde no hay cámaras parece que las cosas no pasan, tenemos muy claro que debemos demostrar lo que suceda. Ya pasó en 2010”, señala la activista.

El ataque al Mavi Mármara

La madrugada del 31 de mayo de 2010, el ataque israelí sobre el Mavi Mármara, de bandera turca, dejó diez muertos y una cincuentena de heridos. Un asalto que el ejército justificó alegando que habían sido recibidos con disparos por parte de los integrantes de la flota activista, que pudieron desmentirlo gracias a las imágenes tomadas en la embarcación. El barco transportaba 10.000 toneladas de medicinas, alimentos, libros, material de construcción y hasta casas prefabricadas. Un año después, en julio de 2011, la armada israelí abordó el barco francés de la Flotilla de la Libertad, que navegaba en solitario hacia Gaza.

En la acción que se llevará a cabo este año colabora una coalición internacional de distintas iniciativas ciudadanas de Canadá, Grecia, España, Italia, Noruega, Suecia, Turquía y Suráfrica, con el apoyo de la coalición catalana Prou Complicitat amb Israel (Basta de complicidad con Israel), que denuncia las relaciones establecidas entre instituciones, policías, empresas y universidades españolas con el país que dirige Benjamín Netanyahu.

Para financiar la iniciativa, las entidades han puesto en marcha una campaña de micromecenazgo con el objetivo de reunir 11.500 euros que servirán, explican, para cubrir los gastos de combustible y logística de puertos, así como los equipamientos técnicos para dar testimonio de lo que suceda durante el acercamiento de la flota a Gaza.

Fuente: http://www.lamarea.com/2015/02/24/la-flotilla-de-la-libertad-volvera-a-poner-rumbo-a-gaza/

Anuncios

Los comentarios están cerrados.