La asfixia de la Franja empuja a Hamas a negociar con Israel

Estándar
Varios palestinos intentar reconstruir un edificio en Gaza en el primer aniversario de Margen Protector. AFP

Varios palestinos intentar reconstruir un edificio en Gaza en el primer aniversario de Margen Protector. AFP

Por Isabel Pérez.

Mohammad y su familia comen gracias a la ayuda alimentaria. Es funcionario en el gobierno de Hamas pero, como la mayoría de los trabajadores, hace meses que no cobra. “Hamas me debe 10.000 dólares – cuenta Mohammed apesadumbrado.- Yo sigo yendo a trabajar, pero hay días que no voy porque no tengo con qué pagar el transporte“.

La pasada semana su cuerpo sufrió un colapso y Mohammed cayó al suelo inconsciente. Al despertar en el hospital el doctor le dijo que su problema era psicológico. “Demasiadas preocupaciones, la presión, todo esto hizo que mi cuerpo dijera basta. Tuve suerte de no haber sufrido una trombosis. Podría haber muerto“. Dice Mohammed.

Hasta el momento, Hamas no ha sido capaz de resolver la crisis de pago de salarios para sus funcionarios que son los que sostienen la estructura de su gobierno en el enclave costero. El número sí importa, por eso a Hamas no le interesa anular contratos, así que hará lo posible por normalizar la situación de su gobierno en la Franja de Gaza.

Palestinos celebran el acuerdo del alto al fuego permanente en Gaza hace un año.REUTERS

El 26 de agosto marca un año de lo que Hamas llama “nuestra victoria”. Ese mismo día en 2014, Hamas salió a las calles de Gaza triunfante tras la batalla con el “Ejército sionista” en la operación israelí ‘Margen Protector’. Durante semanas se habló de una tregua duradera que traería consigo varias de las condiciones que ya habían sido negociadas en los Acuerdos de Oslo y un alivio del bloqueo que pesa sobre la Franja de Gaza desde el año 2007. Los palestinos de la Franja mostraban, los unos, emoción de alegría, los otros, mucho escepticismo.

Un acuerdo con Israel, el sueño de Hamas

Sami Abu Zuhri entra sonriendo al despacho de portavoces en la oficina de relación con los medios; sin embargo, denota una expresión de nerviosismo en los ojos. El primer aniversario del cese al fuego del 26 de agosto de 2014 llega con cierta tensión en la atmósfera. Hamas se juega mucho en las negociaciones con Israel.

“El Movimiento de Resistencia Islámica Hamas no habla de un acuerdo nuevo de calma – aclara desde el inicio Abu Zuhri.-Hablamos de estabilizar el acuerdo de agosto de 2014. No es un acuerdo político”.

Muchas críticas y bromas ha suscitado en los palestinos este comentario extendido por líderes, portavoces y representantes de Hamas. Si no es un acuerdo político, entonces, ¿qué es?.

“El acuerdo está relacionado con poner fin al bloqueo sobre Gaza ycomenzar el proceso de reconstrucción, además de resolver los problemas de Gaza.- Explica Abu Zuhri con un tono monótono.- Hasta el momento, todo lo que ha sucedido han sido contactos generales. El balón ahora está en terreno de Israel“.

Un niño palestino descansa frente al mar entre las ruinas en Ciudad de Gaza.AFP

Que Hamas vaya a contar o no con la opinión de otras facciones palestinas está todavía por ver. Por el momento, Abu Zuhri deja en la incógnita este punto afirmando que “no hay ninguna propuesta escrita que se pueda presentar” y reconoce que, entre las exigencias, está la construcción de un puerto. Hamas tampoco se pronuncia acerca de quiénes están siendo los actores mediadores, pero algunos son, según dice Abu Zuhri, “oficiales europeos” y rechaza decir sus nombres o sus nacionalidades “para que luego no lo puedan negar”.

Movimiento “inteligente” israelí

Para Tawfiq Abu Shomar, analista político palestino y experto en asuntos israelíes, el acuerdo es “una penetración inteligente de Israel en la institución palestina” y lo explica aludiendo a que ahora son los actores considerados “terroristas”, es decir Hamas, los que están jugando el papel de negociador y no la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

Es un intento de acabar con ‘la causa de Cisjordania‘, de acabar con la Autoridad Palestina y con el acuerdo de Oslo”.- Expone Abu Shomar.- Israel quiere aparecer frente a todos como el actor que hace el bien. Quiere que el mundo no le reproche el bloqueo contra Gaza”.

El analista prevé que se está limitando a resolver el conflicto árabo-israelí ofreciendo autonomía a la Franja de Gaza. “Según los planes israelíes, se quiere poner fin a la causa palestina con un Estado palestino pero sin Cisjordania, que pasaría a ser considerando territorio disputado. – Continúa Abu Shomar.- Se quiere limitar la causa palestina a la Franja de Gaza y mantener el resto de territorios para Israel que desarrollaría una nación puramente judía“.

@itxaP

Fuente: ElMundo.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.