Isabel Pérez: el nuevo rostro informativo de Gaza

Estándar

Isabel 1Por Raúl Pineda.

La periodista española Isabel Pérez es sin duda el nuevo rostro (informativo y humano) en la Franja de Gaza. Su principal mérito es haberse convertido en un ejemplo de coraje y ética para los corresponsales occidentales que desinforman a la opinión mundial desde cómodos laboratorios mediáticos, situados a millares de kilómetros de distancia del convulsionado territorio palestino.

Isabel, periodista “freelance” (independiente) reporta directamente -y en vivo- desde el paso fronterizo de Rafah, en Palestina, a donde se fue a vivir con su esposo hace tres años, y atraviesa por los mismos peligros y dificultades que cualquier otro habitante de Gaza. Para sus lectores de Hispan TV, El Mundo y eldiario.es, el solo hecho de mostrar la guerra tal como es y no como quieren las agencias internacionales, Isabel es un observador privilegiado y además indesmentible. Además de graduarse de periodista en la Universidad Complutense de Madrid, se preparó como pocos para competir con ventaja en el estrecho mundo de la noticia internacional: estudió el idioma árabe en la Universidad de Alejandría (Egipto) y el persa en el Instituto Dehkhoda (Universidad de Teherán).

Isabel

Periodismo de riesgo

A pesar de su apariencia menuda y frágil, Isabel Pérez demostró la fortaleza de un roble para cumplir su misión informativa en 2014, cuando las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) lanzaron la operación “Margen Protector”, que causó la muerte de más de 2000 civiles palestinos.

“Terrorífico, sí”, reconoce. Yo siempre digo que trabajar cubriendo una guerra donde tú vives y tienes a la familia es duro y muy intenso (…) arriesgando tu vida, con la constante preocupación de mantenerte a salvo y poner a salvo a tu familia”, confesó en una entrevista anterior a la nuestra.

Hamas e Israel y sus secretos

El contacto directo con la realidad de Gaza le permite a la comunicadora española hablar con propiedad sobre la costumbre de vetar a los enemigos de Israel sin reconocerle méritos como Hamas, que después de haber sido criminalizado como terrorista, hoy es un factor de diálogo en evolución. “En los últimos años, Hamas ha ido cambiando su discurso a uno menos radical desde el punto de vista islamista, y ha mostrado su interés por convertirse en un actor legítimo para entrar a negociar con actores internacionales”, sostiene.

Es poco conocido que durante casi un año, de agosto de 2014 a mediados de 2015, se mantuvo en el mayor secretismo que estaban llevándose a cabo contactos entre Hamas e Israel. ¿Por qué el secretismo? Porque esto significaría que Hamas estaría reconociendo a Israel como autoridad y a la inversa. “En agosto de 2015, mientras realizaba una entrevista con uno de los portavoces de Hamas, Sami Abu Zuhri, éste me contó que diplomáticos europeos, entre ellos Tony Blair (exlíder del Cuarteto del Mediterráneo), se encontraban en conversaciones con Hamas. Abu Zuhri dijo que con mediación de países como Turquía o Cátar” comenta.

Menú de violaciones

En contexto, Isabel Pérez recordó los ataques no occidentales de la marina israelí contra los pescadores palestinos, pocos días después de la tregua de 2014. “La marina arrestó a dos pescadores palestinos mientras faenaban (¿no es esto acaso una violación de la tregua?). Nada ocurrió por parte de las milicias palestinas. Nadie lanzó proyectiles contra Israel e, incluso, los pescadores fueron puestos en libertad y sus barcas devueltas a Gaza. Estos ataques, la confiscación de material pesquero y los arrestos, se sucedieron y suceden más a menudo de lo que la gente fuera pueda pensar. El lugar de encuentro para llevar a cabo las formas y el momento de la devolución de barcas y de prisioneros palestinos era (es) el paso fronterizo Beit Hanún-Erez, bajo administración israelí”.

Prudencia: estrategia periodística

El trabajo de Isabel Pérez con sus fuentes de información es tan discreto como como el de los negociadores políticos israelíes y palestinos más comprometidos. “En Beit Hanún-Erez, el norte de la franja de Gaza, representantes de Hamas, junto a representantes de Ramallah, se encuentran con representantes israelíes para negociar estas pautas. Mi fuente de información es personal y prefiere mantenerse totalmente en el anonimato, pero está relacionada con el gremio de los pescadores”.

Las conversaciones no se dan con facilidad, sostiene. “Hay dificultades para negociar porque los egipcios mantienen una dura guerra contra Daesh en la zona próxima al paso fronterizo con Gaza, al noreste del Sinaí. Si hay que esperar a que esté todo bajo control, no se puede hablar de que “pronto” va a estar el paso abierto permanentemente”. Isabel Pérez conjetura que “a instancias políticas, de relaciones entre Hamas y el gobierno egipcio, quizás sí podríamos ver algún avance, siempre contando con el beneplácito de Israel y la insistencia de actores como Cátar o Arabia Saudí.

Genocidio en cámara lenta

El origen del conflicto humanitario en Gaza no puede desligarse del bloqueo, asegura Isabel Pérez. “De hecho, para ser certeros, tendríamos que situar el bloqueo de movimiento de personas y bienes desde que se fundó Israel, en 1948,   en territorio palestino.

En 1995 comenzaron a levantar los israelíes la alambrada y un muro, a lo largo de la línea verde con la franja de Gaza. En 2007, con Hamas en el poder, cerraron los pasos fronterizos y se acentuó todavía más el sitio. En la franja existían los pasos de Beit Hanún-Erez, para circulación de personas y bienes de consumo; Nahal Oz, para gas; Carni, también para bienes de consumo; Sofá para material de construcción y Karem Abu Salem para bienes y materiales, todos ellos bajo control israelí.

Israel tiene la llave de la despensa

Hoy por hoy, en Gaza, solo se abren, con restricciones, los pasos fronterizos de Erez para viajeros V.I.P (miembros de la ONU, etc), y algunos pocos enfermos con permisos especiales que expiden los israelíes, y Karem Abu Salem, para (suministro) de bienes y material de construcción bajo la coordinación de Israel, precisa la corresponsal.

“El paso de Rafah es el único que no está bajo control israelí, sino egipcio. El miércoles 11 y el jueves 12 de mayo de 2016, abrió por primera vez después de 85 días consecutivos de cierre, el cierre más largo desde 2007. Solo pudieron salir un 2% de los casos humanitarios que tenían preferencia. Si el bloqueo sigue así, y si llegara otra operación militar israelí contra Gaza, , pronostica, tendríamos que hablar de una auténtica catástrofe humanitaria”.

En Gaza no se vive, se sobrevive

Foto: Archivo personal

Foto: Archivo personal de Isabel

La miseria forma parte de la cotidianidad, afirma la comunicadora sin “maquillar” frases: “Los habitantes de Gaza tienen poco margen para una vida dentro de los estándares de la dignidad humana. Hay gente que come lo mismo tres veces al día: pan con “duqqah”. El 80% de la población es refugiada palestina de 1948 y todos ellos, incluyendo otro 10% están en necesidad de ayuda humanitaria.

“El 67% de las familias de la franja de Gaza vive en inseguridad alimentaria. Los y las pequeñas en Gaza sufren, claramente, malnutrición que se traduce en anemias o un mal desarrollo cognitivo y, por lo tanto, mal rendimiento escolar. Esto es un estrangulamiento lento, un genocidio a cámara lenta. Es un régimen maquiavélico. Israel no permite equipamientos hospitalarios para tratar el cáncer”, narra.

Isabel Pérez resume el drama de los gazatíes en una frase del profesor Arnon Soffer, uno de los ideólogos israelíes que apoyó el bloqueo como castigo colectivo: “estos animales van a ser más animales todavía.”

Twitter de Isabel Pérez: @itxaP

Foto 1: Mohammed Almobayed

Foto 2: 16th October Group

Fonte: Aporrea.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.