Informe mensual sobre los/las prisioneros palestinos

Estándar

presos-palestinos

Ramón Pedregal Casanova, Rebelión/Resumen Medio Oriente, 7 de Octubre de 2016 –

Un numeroso grupo de asociaciones que dedican su esfuerzo a la ayuda y defensa de los prisioneros palestinos emiten mensualmente un informe sobre lo ocurrido en los últimos 30 días. En esta ocasión además se añade otro que hace más visible la barbarie de las fuerzas coloniales israelíes en el último año. Por ejemplo, desde el mes de octubre del 2015 a octubre de 2016, los militares sionistas han capturado a 7.955 hombres, mujeres y niños y niñas en Palestina, se cuentan 1.963 niños, 229 mujeres y niñas, 41 periodistas y 5 diputados del Consejo Legislativo Palestino.

Sólo en Jerusalén los colonialistas han llevado a sus cárceles a 2.355 palestinos y palestinas, de los que 842 son niños, 24 niñas y 104 mujeres, los restantes 1.385 son hombres. Esto debe verse junto a otro dato: según la Oficina Central Palestina de Estadísticas en su censo del año 2007, hace 9 años, la población palestina de Jerusalén era de 363.649 personas, los cambios ocurridos no pueden haber sido demasiado grandes por lo que el porcentaje de población encarcelada en un sólo año deja una huella profunda entre el pueblo palestino en general y entre la población de Jerusalén en particular. Tanto es así que el caso de los y las prisioneras une de manera determinante a todas las corrientes palestinas, y los prisioneros y las prisioneras han hecho llamamientos conjuntos a la resistencia al invasor y al boicot.

Pero sigamos con los datos aportados por las organizaciones de atención y defensa de los prisioneros: en lo que llevamos de 2016 los israelíes gobernantes han emitido 1.436 órdenes de “detención administrativa”, esa “detención” viene de cuando Palestina estaba en manos de Turquía, que continuó con ella Inglaterra y que traspasó a los sionistas. La “detención administrativa” es una captura y encarcelamiento sin que se presenten motivos y que puede ser renovada cada seis meses, que dura hasta que el juez militar lo considere. Es una detención ilegal que atenta contra las leyes internacionales sobre prisioneros. El informe de las organizaciones de atención y defensa de los prisioneros palestinos señala que muchas de estas “ordenes de detención administrativas” han sido contra jóvenes que no participan en organización palestina alguna. A su vez denuncian que en el último año los israelíes han llevado a cabo la matanza de 250 palestinos y palestinas, por ejecuciones extrajudiciales y torturas, y señalan “el asesinato de palestinos al instante” como una práctica más que viola el Derecho Internacional.

A ello se suma un aumento de la violencia con tortura y trato cruel e inhumano en las detenciones e interrogatorios, así como en las inspecciones de las celdas y otros espacios carcelarios.

Todos los prisioneros y prisioneras sufren esos castigos, incluso estando heridos en las cárceles, hospitales y en las mismas ambulancias.

La potencia ocupante, dedicada a reprimir con la mayor crueldad la respuesta popular ha aprobado una “Ley de la juventud” para encarcelar por 20 años a los niños y jóvenes que tiren una piedra a uno de sus militares, a un convoy militar o a un colono, pero también han sido detenidos cientos de jóvenes por hacer comentarios contra la ocupación en medios sociales, habiéndoles condenado a 1año de prisión.

Además en éste año transcurrido las fuerzas de ocupación sionistas han hecho masivas las deportaciones y traslados forzosos de Jerusalén.

En el informe, por lo que se refiere sólo al último mes de septiembre, los datos son igualmente clarificadores del carácter dictatorial del sionismo, que con sus ataques y persecuciones han detenido a 436 palestinos y palestinas en Cisjordania y Gaza, incluidos 73 niños, 3 niñas y 8 mujeres.

La distribución territorial ha sido la siguiente: 151 fueron detenidos en Jerusalén; 81 en Al-Khalil; 40 en Belén; 40 en Nablus; 35 en Jenin; 32 en Ramallah y El-Bireh; 23 en Tulkarem; 8 en Qalquilya; 6 en Tubas; 6 en Salfit; 5 en Jericó y 9 en la Franja de Gaza.

Los sionistas son así con los prisioneros palestinos, lo mismo los encierra en mazmorras aisladas del resto del mundo impidiéndoles cualquier comunicación con abogados y familiares, que los torturan. Los sionistas tienen legalizada la tortura; y ya que la articulación que aplican es contra todo Derecho Humano, se desentienden de obligación alguna manteniendo a los y las prisioneras en las peores condiciones, con abandono médico, en cubículos de 1 metro y 1/2 sin ventilación, todo el día sin luz o con luz artificial, con humedad y sin ninguna limpieza, con comida escasa y en mal estado, … así es, así se comporta el ente israelí. El año transcurrido, y el mes último, con el caso de los prisioneros y prisioneras, han sido ejemplo paradigmático de cómo Israel es protegido por los gobiernos colaboracionistas políticos, comerciales y financieros de ese fascismo. Las palabras de éstos sobre el diálogo, pretendiendo con ello infundir en las sociedades la equidistancia, caen como bombas contra el Derecho Internacional, las Resoluciones de la ONU y los dictados de los Tribunales Internacionales que señalan a Israel y le conminan a cumplir con la Ley. El silencio de esos gobiernos, su negocio con los asesinos, los acusa y los integra en la indignidad que Israel representa, lo que hace que el mundo sea peor para los pueblos.

Los prisioneros y las prisioneras palestinos, el pueblo palestino en general, como hemos visto en este último año no se rinde ante esos monstruos.

Ramón Pedregal Casanova es autor de “Gaza 51 días”, “Dietario de crisis”, “Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios”, y es presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE.

Fuente: Resumen Medio Oriente.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.