Palestinos deben pagar a israelíes por demolición de sus propias casas

Estándar

?????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Un tribunal del régimen israelí ha ordenado este miércoles la demolición de varias viviendas palestinas, y los propietarios deben pagar los costos de la destrucción de sus hogares.

La corte del régimen de Tel Aviv ha decretado que los dueños de las viviendas deben pagar 20.000 shekels israelíes (6.000 dólares) a las autoridades del citado régimen, a modo de indemnización por la demolición de sus hogares.

Ante esta situación, las familias palestinas han pedido la congelación de esta ley, además de solicitar a los palestinos residentes en Haifa, Ramallah y Lod que protesten contra los planes racistas del régimen usurpador.

Con fecha anterior, las fuerzas del régimen de Israel demolieron decenas de viviendas palestinas en la aldea beduina de Al-Zaarura, en el desierto del Néguev, situado en el sur de los territorios ocupados palestinos.

Estas medidas racistas del régimen israelí se realizan en el marco del plan discriminatorio ‘Prawer-Begin’, que supone la confiscación de más tierras palestinas y la destrucción de sus viviendas.

En ‘Prawer-Begin’ se prevé la expropiación forzosa de 40.000 beduinos, la demolición de unos cuarenta pueblos y la confiscación de más de 7000 hectáreas de tierras en el Néguev.

El pasado 7 de febrero, 25 organizaciones humanitarias internacionales, que trabajan en zonas ocupadas de Cisjordania y Jerusalén Este (Al-Quds), denunciaron el enorme incremento de las demoliciones de viviendas palestinas en los últimos meses y urgieron al régimen de Tel Aviv a cesar esta práctica.

Fuente: HispanTv / OICP

Anuncios

Los comentarios están cerrados.