Claves para un Estado laico en Palestina: El Cambio Psíquico – Los Miserables

Estándar

Hace mucho que venimos señalando la necesidad de realizar análisis psiquiátricos y psicológicos de la ideología sionista y todo lo que ella implica. La profesional chilena Nelly Marzouka es una de las pioneras en este tipo de estudio.

LosOtrosJudíos.com


les misérables

“El fracaso para alcanzar la madurez y la integración de la personalidad en su conjunto es un problema moral”

Erich Fromm.

Conceptos centrales de la Teoría Experiencial

El origen y los aspectos centrales de la Psicoterapia de Carl Rogers, Experiencial o Centrada en el Cliente, se ubican dentro del Existencialismo. Esta Filosofía reacciona contra las pautas sociales de la masificación en donde no existe individualidad (SXIX) y hacia las religiones de todo tipo que ubican el sentido de la vida terrenal en la vida eterna. El Existencialismo sostiene que la vida está en el aquí y ahora, por tanto, debemos vivirla de manera auténtica e intensa aquí.

Rogers plantea las condiciones necesarias y suficientes del proceso terapéutico, donde se destaca la empatía, este es un elemento fundamental para establecer relaciones humanas positivas, ya que es la capacidad de ubicarse en el otro y ver el mundo en el “como sí” fuera el otro. La otra condición necesaria es la congruencia que tiene tres niveles: expresión, percepción y datos orgánicos, y se refiere a la capacidad entre expresar, actuar y sentir en concordancia. Las otras condiciones necesarias y suficientes son la confianza, el respeto y la aceptación del otro.

Rogers hace el primer planteamiento de su Teoría: Todo ser vivo es capaz de dirigirse, comprenderse y actualizar sus potencialidades en presencia de ciertas condiciones que se refieren a una relación interpersonal positiva, en una relación cara a cara (a diferencia del psicoanálisis).

Rogers dice que el individuo llega a distorsionar una experiencia por las relaciones interpersonales con las cuales se desarrolla, entonces lo que el individuo hace es defenderse contra la supuesta amenaza. El individuo mantiene su estructura y no existe cambio de personalidad. Esto es lo que ha sucedido con la artificial sociedad israelí, se les ha “lavado el cerebro” e inculcado Falacias en relación a sus supuestos derechos sobre Palestina.

Los Miserables:

Existen dos elementos para que una persona cambie:

El cambio personal se daría en la toma de responsabilidad de sentimientos.

El cambio de personalidad se da en una relación interpersonal.

En el clásico de Víctor Hugo, “Los Miserables”, es factible visualizar el cómo tiene lugar este proceso de “experiencing”, “insight” “o el darse cuenta”. El pilar del proceso de reconciliación es el cambio psíquico de un estado mental primitivo a un estado mental maduro. En “Los Miserables”, novela crítica acerca del sufrimiento, la pobreza y la ignorancia humana, es una súplica hacia el tratamiento humano basado en la igualdad de todos los ciudadanos (1862), posee un claro propósito político y artístico, ya que su autor además de novelista, es un activista político, aquí hay una ilustración de cómo se da la transformación en el individuo y sociedad.

La reconciliación, es la consecuencia de un proceso de elaboración del conflicto vivido, en el cual se ha producido daño, destrucción y muerte, este conflicto requiere de un duelo reparatorio, posterior a éste emerge como consecuencia la reconciliación.

Jean Valjean experiencia un cambio psíquico con dolor y culpa al darse cuenta del daño que había hecho (revisión de escenas del robo en casa del obispo que lo acoge y contiene) Jean Valjean, logra cuestionar todo su pasado, es capaz de iniciar un camino de reparación, es así como de ex convicto (por haber robado un trozo de pan), se convierte en un respetado alcalde, es capaz de reemplazar el daño pasado por la entrega al próximo, gracias al cambio psíquico maduro que lo condujo a un mayor grado de libertad. En cambio, en el inspector Javert, carcelero de Jean Valjean no fue posible este cambio psíquico, la contención y el amor que le devuelve Jean Valjean no logran que Javert inicie un verdadero camino reparatorio, una auténtica confesión del delito, Javert es psíquicamente incapaz, él opta por el camino de la autodestrucción. Su estado mental paranoide, rígido y fanático le impide este cambio necesario para la elaboración del duelo y posreconciliación. Javert al darse cuenta del daño que ha hecho, no puede perdonarse ni tolerar el dolor de esa culpa, si bien, es incapaz de arrestar a Jean Valjean, opta por el suicidio.

Palestina:

La fabricación colonial de una artificial sociedad israelí, perteneciente a diferentes países y reemplazante del pueblo palestino originario, (este último reducido a sobrevivir en guettos en menos del 22% de toda Palestina, y el resto del pueblo palestino nativo, junto a sus descendientes, vive ahora disperso en países ajenos), esta artificial sociedad israelí, se encuentra entrampada en un estado mental paranoídeo. En este estado mental predominan los mecanismos de defensa tales como, la persecución, el odio, la envidia, la destrucción y el temor. La realidad es percibida como atacante. No existe culpa y la destrucción se debe a que los demás lo dañan, y por ende hay que defenderse. Carece de todo concepto de justicia, y su criterio frente al “otro”, es domina el más fuerte, sin ninguna consideración hacia la situación de éste “otro”, si no mas bien orientado al deseo de actuar contra el que percibe como su enemigo, hasta aniquilarlo.

En este estado mental, es imposible la reconciliación, porque no existe vínculo, al “otro”, siempre hay que destruirlo, negándole su existencia e identidad.

Los estados mentales de los grupos grandes, se caracterizan por una tendencia mucho mayor a un funcionamiento primitivo. Se caracterizan por un moralismo fanático, sadismo y violencia, control paranoídeo-persecutorio y búsqueda de líderes con características de personalidad paranoídeas.(Kernberg, 1998).

Estos grupos, son incapaces de funcionamiento en estados mentales maduros, de tener capacidad reparadora. Las modificaciones sociales no se pueden producir a escala macro-grupal, sino por los cambios individuales de las personas, familias y grupos pequeños.

Existen pocos miembros de la nueva sociedad israelí en etapa neurótica, ya que si bien, existen algunos atisbos de “reparación” en grupos pacifistas israelíes, en su “aparente deseo” de devolver un 20% de la usurpación de la Palestina Histórica, podemos decir, que corresponde a una reparación parcial, en la cual no existe un cambio psíquico en el agresor sionista-israelí, un cambio que implique reconocer la culpa, el arrepentimiento y la reparación. Aquí se pudo salir del estado mental persecutorio, para tomar contacto con el horror de haber dañado y matado, pero no puede, creer que puede ser capaz de arreglar aquello que hizo, cree que el arreglo sólo puede ser parcial, reconoce la necesidad del otro para vivir y se realiza el vínculo, pero privándolo de libertad, no cree en la reconciliación, es mas bien un acuerdo de convivencia, no se logra hacer experiencia, no estará libre de repetir actos destructivos, de los cuales se ha culpado, pero que fue incapaz de reparar. Sin embargo, es imperativo retomar por lo menos estos “aparentes” aspectos positivos, pertenecientes a estos pequeños grupos de la nueva sociedad israelí emigrante a Palestina, y avanzar conjuntamente a un estado mental plenamente maduro (“aparentes”, debido a que frente a la ausencia de frutos concretos de su “presión” subsiste la duda, de si es una máscara mas, para que sus lideres, aprovechen de manifestar que el ente sionista de “Israel” es un “estado democrático”).

En la etapa mental madura, el agresor se encuentra agobiado por sentimientos de pena y tristeza, encontrándose auténticamente arrepentido por el daño que ha hecho. A la vez, ha delimitado su responsabilidad y la de los demás, lo que contribuye a disminuir su propia persecución y culpa. Luego de pasar por todo esto, está abocado a la tarea de reparar en su mundo interno a aquella persona muerta a causa de su acción. Acepta la justicia, ya que ella también lo ayuda a la discriminación de las culpas compartidas, a la reparación en el muerto y en los familiares que necesitan un procedimiento justo. Producto de su auténtico arrepentimiento, contribuye a la aclaración de los hechos, permitiendo al grupo social hacer experiencia para que nunca se repitan los actos que destruyeron a algunos de sus miembros. Desde esta actitud de reparación surge una disposición para ayudar al agredido, al familiar de las víctimas. El victimario reconoce que la realización de la propia existencia sólo se lleva a cabo en la medida en que no niegue ni destruya el vínculo con el otro. Así como para el agredido la reparación se completa en la medida en que el agresor lleva a cabo un cambio psíquico que le garantiza que nunca más volverá a ocurrir la agresión, el agresor completa su reparación en la medida en que siente que puede garantizar al agredido y a quienes lo representan, que aquello no volverá a repetirse. Solo, desde esta actitud se hace posible la reconciliación, como el volver a unirse después de una experiencia de odio, pero en la cual terminó sobreponiéndose el amor, experiencia que concluye con un fortalecimiento de los lazos afectivos. El camino y dificultades, así como el tiempo que tome la reconciliación, dependerá de la etapa de madurez del agresor y también de la respuesta del agredido, en llegar a creer en el arrepentimiento del agresor, y que las agresiones no volverán a repetirse.” Tal como en la Alemania nazi, donde las reparaciones morales y económicas subsisten hasta el día de hoy. Distante es la actitud de la artificial sociedad sionista-israelí, donde no solo no existe arrepentimiento ni culpa, y por lo tanto, no existe le necesidad de reparar. Por el contrario subsisten las justificaciones irracionales, de la Violencia y Terrorismo de la Ocupación sionista-israelí, sobre Palestina Histórica, por ende del Holocausto lento, prolongado del pueblo palestino y con un agravante: el de la Negación del Holocausto del Pueblo Palestino originario de las tierras usurpadas por el Sionismo israelí desde 1948.

Esta es la tarea central con el fin de que con recursos mentales de mayor calidad, se puedan ubicar líderes que permitan traducir por un lado, la realidad del despojo y Holocausto del pueblo palestino en la Historia Oficial, y no la negación de este, por grupos sionistas-nazis, (al igual que la negación del Holocausto de la II Guerra Mundial). Por otro, la restitución del Estado Laico en Palestina, la recuperación de la memoria colectiva del pueblo palestino y la memoria colectiva de la comunidad religiosa judía, manipulada por la ideología sionista, con el objeto de volver a convivir, las tres comunidades religiosas, cristiana, judía y musulmana, al igual que antes de la creación del artificial ente “Israel”, de 1948, gendarme de los intereses imperialistas, sobre cimientos de verdad histórica y justicia, y consecuentemente solo, y recién allí, podrá existir la tan anhelada paz y armonía en Medio Oriente.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=39084

Anuncios

Los comentarios están cerrados.