El precio por defender la Paz

Estándar
Pierre Stambul

Pierre Stambul

Por Natalia Román Morte.

El pasado 9 de junio el copresidente de la Unión Judeo-francesa por la Paz (UJFP), Pierre Stambul, fue detenido por la policía de élite de la Raid acusado de “haber asesinado a su mujer”. Los agentes entraron en su domicilio situado en Marsella a las 3.50h de la mañana y lo retuvieron esposado durante una hora. La presencia de su mujer, que se encontraba a su lado, no les hizo “sospechar” del ataque perpetrado contra el activista.

Tras siete horas de arresto y un interrogatorio, Stambul fue liberado a las 11 de la mañana sin la más mínima disculpa (tampoco por las puertas destrozadas durante el registro domiciliario). Esa misma mañana, Stambul debía participar en la conferencia “Antisionismo-Antisemitismo, ¿a quién beneficia la amalgama?” pero a pesar del susto éste no faltó a su compromiso.

Las fuerzas de seguridad afirman haber actuado tras una llamada telefónica denunciando el “asesinato” de la mujer. Tras esta llamada podría encontrarse el conocido hacker franco-israelí Grégory Chelli, alias Ulcan, con el objetivo de atacar a los activistas de la campaña BDS y silenciar a la organización.  Según la UJFP, la Raid utilizó el protocolo de “neutralización terrorista” contra Pierre Stambul.

No es la primera vez que los miembros de la organización pacifista son objetivo de ataques. Una práctica habitual es el pirateo del teléfono móvil. Benoît Le Corre, periodista de Rue 89, denunció hace unos meses el acoso telefónico que sufría tanto él como su familia. Ulcan se hizo pasar por un policía y anunció la muerte del periodista a sus padres; dos días más tarde llamó a la policía haciéndose pasar por el padre del periodista y denunciando a su hijo por el asesinato de su mujer. Todo esto provocó al padre de Le Corre un paro cardiaco por el que falleció poco después.

Ulcan es un miembro de la Liga de Defensa Judía, residente en Israel. La LDJ es una organización neosionista de extrema derecha que se presenta como “el defensor de la población judeo-francesa contra la judeofobia”. Esta es considerada como una organización terrorista por los Estados Unidos y ha sido también prohibida por el gobierno israelí. Sin embargo, la LDJ se mueve libremente en Francia donde los ataques contra, no sólo activistas sino contra todo aquel que no comparte su opinión, son habituales.

Después de ver durante estos últimos años los continuos ataques de la LDJ y su total impunidad frente a la justicia francesa, muchos nos preguntamos ¿a quién beneficia la amalgama antisionismo-antisemitismo? La respuesta es evidente. Mi más ferviente admiración para estos activistas comprometidos con la paz y la justicia. Aquí una crónica que realicé hace un año sobre la muerte de Ariel Sharon y en la que tuve el placer de entrevistar a Pierre Stambul.

Más información sobre la Unión Judeo-Francesa por la Paz (UJFP)
Más información sobre el hacker Ulcan 
Más información sobre la Liga de Defensa Judía 

Fuente: http://www.nataliaromanmorte.com/

Anuncios

Los comentarios están cerrados.