Comunicado de prensa de la Campaña por la Libertad de los Chicos de Hares (y videos con las familias)

Estándar

Los cinco Chicos de Hares pasarán 15 años en prisión por un crimen que nunca ocurrió

El jueves 28 de enero de 2016 los cinco adolescentes conocidos internacionalmente como los Chicos de Hares fueron oficialmente condenados a pasar 15 años en una prisión de la ocupación israelí, por decisión de un tribunal militar de la ocupación, en un territorio ocupado por Israel.

La sentencia fue anunciada tras casi tres años de incertidumbre, desde que Mohammed Suleiman, Mohammed Kleib, Ali Shamlawi, Tamer Suf y Ammar Suf –habitantes del pueblo de Hares en Cisjordania, Palestina– fueron arrestados y acusados de lanzar piedras y de “tentativa de homicidio”, después que un coche de colonos israelíes ilegales chocó contra un camión en una carretera cerca de su pueblo. Eso fue a mediados de marzo de 2013, lo que parece un siglo cuando tienes 16 años y estás encerrado en una mazmorra por un accidente de coche en el que no tuviste nada que ver, por un crimen que nunca ocurrió.

La sentencia del 28 de enero fue resultado del acuerdo propuesto a las familias por la fiscalía militar israelí, e incluyó ‘multas’ de 30.000 shekels a cada uno (aproximadamente 7.100 euros o 7.750 dólares) a modo de ‘indemnización’ a la mujer colona que protagonizó el accidente (una de sus hijas murió dos años después del hecho por complicaciones derivadas de una neumonía, que fueron atribuidas al daño neurológico sufrido en el accidente). De no aceptar dicho acuerdo, se les dio a entender que los chicos recibirían una condena mayor. Las familias sintieron que no tenían otra opción: “Aceptamos lo malo para evitar lo peor”, dijeron en su desesperación.

Casi tres años de batallas legales en tribunales militares cuya tasa de condena de las y los acusados palestinos es cercana al 100%.

Casi tres años de ‘audiencias’ que duran apenas unos minutos, dirigidas por personal militar y en hebreo, un idioma que ni los chicos ni sus familias entienden –el soldado-traductor rara vez hace su trabajo correctamente, prefiriendo jugar con su teléfono.

Casi tres años de docenas de esas ‘audiencias’ (bastante más de 100) en jaulas de metal que pretenden pasar por sede judicial, sólo para enterarte de que tu encarcelamiento será prolongado una vez más.

Casi tres años sabiendo que ‘confesaste’, bajo tortura, haber tirado piedras a coches de colonos; que ‘confesaste’ después de haber sido golpeado y amenazado sicológicamente, y de ser mantenido durante días en total aislamiento, sin acceso a un abogado; que esa ‘confesión’ es la única ‘prueba’ que el tribunal militar tiene contra ti, y que aun así será suficiente para condenarte.

Casi tres años sin que madre, padre, hermanas y hermanos sepan si estarás en casa para el próximo Ramadán o para terminar tus exámenes de secundaria. Sin saber cuándo podrán finalmente abrazarte y hablar contigo sin que sea a través de un teléfono roto y un vidrio sucio.

Casi tres años de esfuerzos internacionales para poner el caso de los Chicos de Hares ante los ojos y la conciencia de los gobernantes, y para exigir justicia. En ese tiempo les exhortamos a protestar, a organizar manifestaciones, a escribir a sus legisladores y a su embajada en Tel Aviv, a asistir a las ‘audiencias’, a recaudar dinero para aliviar la carga económica de las familias, a denunciar la injusticia cometida con estas jóvenes vidas palestinas. Y ustedes respondieron, por cientos y por miles: desde Costa Rica hasta Francia, desde México hasta Gran Bretaña. Les agradecemos profundamente todo lo que hicieron. Ustedes han sido una tabla de salvación para las familias de los chicos en este tiempo devastador.

Pero la lucha no ha terminado.

Si dejamos de exigir justicia, cinco jóvenes pasarán los próximos 15 años de sus vidas en la cárcel. Por ellos y por los demás presos y presas palestinas, por sus familias, su comunidad y su pueblo, tenemos que continuar la lucha.

Les invitamos a que, dondequiera que estén, unan sus manos a las nuestras y redoblemos los esfuerzos para alcanzar JUSTICIA y LIBERTAD para los cinco adolescentes de Hares, Palestina.

Protesta en New York por los Chicos de Hares, antes de la sentencia del 28 de enero.

Protesta en New York por los Chicos de Hares, antes de la sentencia del 28 de enero.

 La sentencia ha tenido bastante repercusión en los medios de comunicación, dentro y fuera de Palestina. Aquí hay algunos ejemplos, empezando por dos excelentes artículos en Mondoweiss y Electronic Intifada.

Despite total lack of evidence, Israeli court sentences Hares boys to 15 years in prison for stone-throwing
, por Annie Robbins
Palestinian youths get 15 years in prison for stone throwing they denied
, por Charlotte Silver
Los ‘Chicos de Hares’ condenados a 15 años por un tribunal militar israelí, por Palestina Libre
Los Chicos de Hares: juzgados por un tribunal militar, chantajeados y condenados sin pruebas a décadas de prisión por ‘tirar piedras‘, por María Landi para Desinformémonos.

Reporte desde Hares de la televisión nacional palestina (en árabe):

Reporte de Ma’an TV desde Hares (en árabe):

Reporte de Al Jazeera TV desde Hares (en árabe):

 —

Fuente: María en Palestina.

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.