Ilan Pappé en Buenos Aires: hay un Estado de apartheid que se llama Israel

Estándar

Conocido como un incasable luchador y activista por los derechos del pueblo palestino, Pappé es actualmente profesor de la Universidad de Exeter en Gran Bretaña. Historiador israelí que reescribió la narrativa del conflicto palestino-israelí, juega un rol central en la campaña por el boicot, desinversiones y sanciones (conocida internacionalmente bajo la sigla BDS) en la que se convoca a la comunidad internacional a tomar medidas activas contra las políticas del Estado de Israel.

Ilan Pappé concedió a La Izquierda Diario una entrevista antes de comenzar la conferencia que dio este viernes en el Centro Cultural Jorge Luis Borges, invitado por la Cátedra de Estudios Palestinos Edward Said, de la que publicaremos una crónica en próxima edición de La Izquierda Diario.

¿Cómo surgen los refugiados palestinos?

Hay una versión que dice que la guerra de 1948 empezó con un ataque de los árabes al nuevo Estado judío y es por eso que los líderes árabes le dijeron a los palestinos que se retiren, y así los palestinos se convirtieron en refugiados.
Lo que yo investigué y otras personas también, demostró que la verdad es que la mitad de los palestinos devinieron en refugiados inclusive antes de que un solo soldado árabe entrara en Palestina; entonces la guerra árabe fue en reacción a la expulsión de palestinos por las fuerzas judías.

La expulsión fue parte de un plan antes de que la guerra comenzara, del comando militar y político judío, para poder apropiarse de la mayor parte del territorio palestino, con la menor cantidad de presencia de palestinos que se pueda.

Parte de este plan se implementó cuando los británicos aun eran los responsables de la ley y el orden, de hecho, toda la expulsión de las ciudades y pueblos, se llevó a cabo antes de que comenzara la guerra, en abril de 1948. La guerra comenzó el 15 de mayo de 1948.

Por eso pienso que es importante entender que la guerra fue utilizada por Israel para intentar vaciar a Palestina de palestinos, no fue que los palestinos se convirtieron en refugiados por la guerra, sino por la ideología sionista.

¿Por qué opina que tanto las potencias imperialistas, como su agencia, la ONU, rechazan el concepto utilizado por usted de limpieza étnica?

Desde 1945, desde la segunda Guerra mundial, especialmente el mundo occidental decidió que no quería lidiar con el sionismo y sus crímenes contra los palestinos. Por varios motivos; uno de ellos es que debemos recordar que ya desde el siglo XIX el mundo cristiano no quería que la tierra santa sea tierra musulmana o árabe y por eso hubo un fuerte apoyo de líderes y grupos cristianos a la idea de que sean los judíos quienes vuelvan a Palestina, además esto fue antisemita, porque de esa forma los judíos no se quedarían en Europa.

En segundo lugar, la islamofobia, el odio al islam no es algo nuevo, existía también en el siglo XIX. Y por supuesto, luego fue el holocausto, Europa prefirió no lidiar con lo que significó el holocausto, y todo lo que tenía que hacer fue apoyar la colonización de Palestina. Respecto a esto, no creo que Trump sea muy distinto a otros, de hecho, creo que para Palestina es mejor Trump que Clinton, ya que hubiera sido mucho peor para los palestinos que nos hubiera hecho creer que había un proceso de paz y una situación razonable. Al menos con Trump hablamos con un poco más de honestidad acerca de cuál es el problema.

Tenemos un problema básico con la forma en que la comunidad internacional trata a los palestinos los últimos setenta años y creo que tenemos que trabajar para cambiarlo.

¿Qué cambios puede observar con Trump como presidente de EEUU?

Es difícil saber con Trump. Sera más fácil hablar de la realidad con Trump porque no juega el juego de Clinton u Obama y es mucho más fácil decirle a la gente que hay dos opciones, o apoyas un estado apartheid, que se llama Israel, o apoyas un Estado democrático para todos, entre el Jordán y el Mediterráneo.

Bajo Trump, al menos las conversaciones serán más honestas, no sé qué hará; creo que no será muy distinto a otros presidentes americanos, todos dejaron que Israel hiciera lo que quisiera y pienso que necesitamos limitar la intervención norteamericana y podremos tener mejores oportunidades.

Entrevistaron: Mirta Pacheco y Gloria Grinberg
Cámara: Gigi Legeia

Fuente: La Izquierda Diario.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.