Archivo de la etiqueta: Gaza

Piden a la selección de Messi que no juegue en Israel

Vídeo

 

“Pido al equipo argentino y en especial al capitán Leo Messi, que es muy apreciado en Palestina, para que se solidarice y boicotee el partido con Israel”. Mohammad Khalil Obaid, jugador del Jameyet Al Salah, está postrado en una cama. Se estaba haciendo una selfie en la última protesta del 30 de abril pasado cuando balas israelíes le destrozaron las rodillas. Su mensaje cierra con un ruego para la selección: “Argentina, no hay nada amistoso en disparar a jugadores de fútbol”. Jawhar Nasser Jawhar y Adam Abd al-Raouf Halabiya, 19 y 17 años, volvían a su casa el 31 de enero pasado tras entrenarse en el estadio Faisal al-Husseini cuando fueron baleados por soldados israelíes al acercarse a un checkpoint. Israel afirma que estaban por lanzar una bomba. “Para ellos -dice uno de los testimonios de un flamante documental coproducido por la Argentina y Palestina- el fútbol es terrorismo”.

Los jugadores de Albion, decano del fútbol uruguayo, salieron a la cancha con banderas sobre luchas gremiales, de género y por Santiago Maldonado. Marcado por el paso de su último capitán, Agustín Lucas, jugador y poeta, y del sucesor Martín Monroy, Albion es un equipo comprometido con su tiempo. El problema saltó el 7 de abril pasado contra Cerro Largo, cuando Albion salió con una bandera de Palestina. Fue idea inicial, y aprobada por el vestuario, del arquero Santiago Amorín, estudiante de Humanidades, “en solidaridad con un colega baleado”, por Mohammad Khalil. El club, que es una SAD, “se desvincula totalmente de dichos hechos, que no representan la filosofía de la institución, vinculada exclusivamente al deporte”, aclaró rápido la dirigencia. Dos fechas atrás, un hincha solitario en la tribuna le gritaba a Amorín “¡alcahuete de Palestina!”, “¡terrorista!”. “Mirás mucho Canal 4”, le contestó el arquero. Hinchas chilenos de Universidad Católica y Universidad de Concepción, igual que los del Celtic escocés, pidieron estas últimas semanas por Palestina. Sus carteles, dijo la autoridad, eran de “carácter político”. Cansada de la FIFA, la Asociación de Fútbol de Palestina pidió al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) de Lausana que obligue a Gianni Infantino a respetar el artículo 72 de sus estatutos, que establece que “las asociaciones miembro y sus clubes no podrán jugar en territorio de otra asociación miembro sin su aprobación”. Seis clubes israelíes juegan en asentamientos de Cisjordania. Tierra de discordia. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

¿Cuántos muertos palestinos puede aceptar el mundo sin inmutarse?

Estándar

Por Germán Gorraiz López, analista.

El ex-presidente Jimmy Carter que pasó a la Historia al lograr el histórico acuerdo de Camp David entre Israel y Egipto en 1979, se habría distanciado de la política de los sucesivos Gobiernos de Netanyahu y en su libro ‘Palestina, Paz no Apartheid’, Carter denuncia el “sistema de apartheid que Israel aplica sobre los palestinos”. Asimismo, en el citado libro denuncia “el incumplimiento por parte de Israel de los compromisos adquiridos en el 2003 bajo los auspicios de George W. Bush”, que incluían las exigencias de la congelación total y permanente de los asentamientos de colonos judíos en Cisjordania así como el Derecho al Retorno de los cerca de 800.00 palestinos que se vieron forzados a abandonar Israel tras su constitución como Estado en 1948 (nakba). Dicha hoja de ruta fue aceptada inicialmente por Israel y ratificada posteriormente por Olmert y Abbas en la Cumbre de Annapolis (2007) con la exigencia de “finiquitar la política de construcción de asentamientos en Cisjordania y flexibilizar los controles militares que constriñen hasta el paroxismo la vida diaria de los palestinos”.

Netanyahu y la manipulación del miedo

El estadounidense Harold Lasswell (uno de los pioneros de la “mass comunicación research”), estudió después de la Primera Guerra Mundial las técnicas de propaganda e identificó una forma de manipular a las masas (teoría de “la aguja hipodérmica o bala mágica”), teoría plasmada en su libro “Técnicas de propaganda en la guerra mundial (1927) y basada en “inyectar en la población una idea concreta con ayuda de los medios de comunicación de masas para dirigir la opinión pública en beneficio propio y que permite conseguir la adhesión de los individuos a su ideario político sin tener que recurrir a la violencia” (defensa de la sacrosanta seguridad de Israel).

Por su parte,Edward L. Bernays, sobrino de Sigmund Freud y uno de pioneros en el estudio de la psicología de masas, en su libro “Cristalizando la opinión pública”, desentraña los mecanismos cerebrales del grupo y la influencia de la propaganda como método para unificar su pensamiento. Así, según sus palabras “la mente del grupo no piensa, en el sentido estricto de la palabra. En lugar de pensamientos tiene impulsos, hábitos y emociones. A la hora de decidir su primer impulso es normalmente seguir elejemplo de un líder en quien confía ”, por lo que la propaganda del Gobierno de Netanyahu será dirigida no al sujeto individual sino al Grupo en el que la personalidad del individuo unidimensional se diluye y queda envuelta en retazos de falsas expectativas creadas y anhelos comunes que lo sustentan, sirviéndose de la dictadura invisible del temor al Tercer Holocausto, proceda de Hamás, de Hezbolá o de Irán. Lee el resto de esta entrada

Repudio a homenaje de los 70 años de limpieza étnica y apartheid

Estándar

70 Años de Apartheid
70 Años de Masacre Continuada

Este 28 de abril, la Ciudad de Montevideo, a través de la Orquesta Filarmónica, homenajeará al estado de israel en el Teatro Solís, en el 70 aniversario de su creación.

Como montevideanos y montevideanas, sentimos vergüenza ante este homenaje, justo en momentos en que la represión del ejército sionista sobre el pueblo palestino ha cobrado tantas muertes de hombres, mujeres y niñxs.
Desde el comienzo de la Gran Marcha por el Retorno el 30 de marzo, son 41 los asesinados por Israel, quedando heridas más de 3500 personas. Lee el resto de esta entrada

La falta de fondos obliga a UNRWA a suspender la asistencia para la reparación de viviendas en Gaza

Estándar

NP_gaza

UNRWA se ha visto obligada a suspender su programa de asistencia en efectivo en Gaza que ayudaba a decenas de miles de personas con la reparación de sus viviendas dañadas y destruidas, y con subsidios de alquiler para las personas sin hogar.

Las casas de más de 96.000 familias de refugiados de Palestina resultaron dañadas o fueron destruidas durante el conflicto del pasado verano y se necesitan 720 millones de dólares para hacer frente a esta necesidad. Hasta la fecha, UNRWA ha recibido sólo $135 millones, dejando un déficit de 585 millones de dólares. Aunque UNRWA aun tiene algunos fondos para comenzar la reconstrucción de las viviendas totalmente destruidas, la Agencia ha agotado todos los fondos destinados a reparaciones y subsidios de alquiler.

“Hasta ahora UNRWA ha proporcionado en Gaza más de $77 millones a 66.000 familias de refugiados de Palestina para reparar sus hogares o encontrar una alternativa temporal”, dijo el director de UNRWA en Gaza, Robert Turner. “Este es un gran logro pero también es totalmente insuficiente. Es fácil mirar estos números y perder de vista el hecho de que estamos hablando de miles de familias que siguen sufriendo en este frío invierno con una vivienda inadecuada. La gente está literalmente durmiendo entre los escombros; hay niños que han muerto de hipotermia. El pasado octubre, en la conferencia de El Cairo, se comprometieron 5,4 mil millones de dólares y prácticamente nada ha llegado a Gaza. Es preocupante e inaceptable”.

“No está claro por qué esta financiación no se ha producido”, agregó Turner. “Pero UNRWA ha sido un factor de estabilidad en un contexto político y de seguridad muy difícil. Si no podemos continuar con el programa, las consecuencias para las comunidades afectadas en Gaza serán graves. La gente está desesperada y la comunidad internacional ni siquiera puede proporcionar lo mínimo, por ejemplo, una casa reparada en invierno, por no hablar de un levantamiento del bloqueo, el acceso a los mercados o la libertad de movimiento. Hemos dicho antes que la calma no durará, y ahora la calma está en peligro”.

UNRWA necesita urgentemente 100 millones de dólares en el primer trimestre de este año para permitir que las familias cuyas casas tienen daños menores puedan reparar sus hogares y proporcionar subsidios de alquiler en curso, incluyendo a las miles de familias que abandonaron los centros colectivos administrados por la UNRWA y encontrar un alojamiento de alquiler alternativa. A UNRWA le preocupa que si no puede seguir proporcionando subsidios de alquiler, un gran número pueden regresar a los centros colectivos, en los que casi 12.000 palestinos desplazados continúan buscando refugio.

Fuente: http://www.unrwa.es/actualidad/actualidad/1354-la-falta-de-fondos-obliga-a-unrwa-a-suspender-la-asistencia-en-gaza

Un invierno sin calefacción en Gaza

Estándar
  • Un niño palestino observa a través del agujero de una pared...

Un niño palestino observa a través del agujero de una pared bombardeada. REUTERS

Por Isabel Pérez. Especial para EL MUNDO Gaza.

La compañía eléctrica de Gaza aumentará, durante una semana, el suministro de electricidad de cuatro a seis horas diarias. Quieren ayudar a hacer frente a la ola de frío que se aproxima y que ya ha hecho su primera aparición en la Franja en forma de intensas lluvias y viento.

“Con la ola de frío, la gente necesita más horas de electricidad para poder encender estufas y calentar el agua de las cisternas de la ducha”, cuenta Yamal Addardasaui, portavoz de la compañía de electricidad. “Hemos decidido mantener un generador de los cuatro de la central eléctrica para proveer a las casas con seis horas de corriente diarias. No podemos poner a funcionar la central eléctrica a pleno rendimiento. Si lo hacemos, la cantidad de combustible que tenemos se acabará en dos días”.

La compañía lamenta que no haya una solución eficaz y rápida, que siempre trabajen bajo una “administración de crisis” con cantidades limitadas de combustible. “La situación en Gaza, con el bloqueo y las guerras, ha hecho que la capacidad económica de la gente disminuya y no puedan pagar las facturas. Nosotros no podemos adquirir el costoso combustible israelí”.

Consecuencia de la guerra

En la última guerra en la Franja de Gaza, la red eléctrica resultó gravemente dañada, incluido el almacén de la compañía, situado al este del barrio de Shija’yya. Los tanques de combustible de la central eléctrica también fueron bombardeados.

En la Franja, muchas casas no tienen cristales en las ventanas, estallaron en alguno de los bombardeos. Otras, además, tienenagujeros de obuses en sus paredes y techos. Los tapan con mantas o plásticos, pero el frío y la humedad penetran sin dificultad.

Una mujer aviva el fuego de una pequeña hoguera al lado de su casa.“Me duelen las manos de lavar la ropa a mano y fregar con agua tan fría”. A su lado, su hijo de dos años, Salama, vestido con dos pantalones de chándal, dos jerséis y una chaqueta. Mientras Salama intenta colocarse el gorro de la chaqueta, su madre continúa contando la calamidad de vivir una posguerra y de no tener electricidad.

Sólo tenemos cuatro horas y a veces viene cuando estamos durmiendo. ¿Qué hago? ¿Me despierto para hacer la lavadora? Mi marido se levanta para encender la bomba para que suba el agua a la cisterna. Si no sube agua, no tenemos suministro en casa. Ahora estoy esperando a que venga la luz para poder hacer pan”.

Fuente: http://www.elmundo.es/internacional/2015/01/05/54a9814822601d3b3b8b4576.html

En Gaza la masacre continúa

Estándar

Por Miguel Hernández, desde Palestina.

La operación de genocidio y limpieza étnica contra Palestina por parte de Israel sigue más activa que nunca

La situación en la Franja de Gaza desde la última masacre sionista no ha dejado de empeorar.

Una vez cesaron los bombardeos masivos contra la población y la infraestructura Gazatí por parte de Israel, la comunidad internacional se olvidó de Gaza. Sin embargo la operación de genocidio y limpieza étnica sigue más activa que nunca.

Muchos de los 100.000 desplazados que hay actualmente en Gaza están viviendo todavía en las escuelas de las Naciones Unidas que supuestamente les servían de refugio. Sin embargo, hace meses que NU intenta echarlos de ahí, a pesar de que al haber sido destruidas sus viviendas no tienen donde ir.

Con tal de echarlos, en algunas de estas escuelas NU ha dejado de repartir los alimentos que llegaron de todo el mundo en forma de donaciones, permitiendo que estos se pudran en los almacenes mientras la gente pasa hambre. Como medida de presión también han cortado el suministro de agua y electricidad, lo que ha resultado en unas condiciones sanitarias pésimas, como consecuencia de las cuales cientos de personas, sobretodo niños, han desarrollado enfermedades cutáneas y gastrointestinales. A esto hay que sumar el frío invierno que ha empezado y que está siendo especialmente duro debido a la ausencia de electricidad y gas.

Según la OCHA (Office for the Coordination of Humanitarian Affairs) en Gaza hay actualmente 115.000 viviendas afectadas por la agresión, de las cuales 22.000 están destruidas. Los propietarios de muchas de estas viviendas no pueden, aun hoy, cuatro meses después del fin de la agresión, limpiar lo que queda de sus viviendas, ni siquiera acomodar una habitación o un espacio donde vivir. Ya que muchos aun esperan que los ingenieros de NU los visiten y evalúen los daños con tal de determinar la (minúscula) ayuda que recibirán si tienen suerte. Y es que saben por experiencia (Gaza ha sufrido 3 guerras en los últimos seis años) que si limpian u ordenan los restos de sus casas, los ingenieros de NU les dirán que no están tan mal y les reducirán o incluso cancelaran la ayuda.

Otra arma de Israel contra la población de la Franja de Gaza son las restricciones en el acceso a los recursos hídricos, y es que, siempre según la OCHA, 450.000 personas se encuentran ahora mismo sin acceso a agua corriente.

Además, como consecuencia de la escasez producida por el bloqueo y acentuada por la última agresión, los precios en Gaza han subido entre un 50 y un 500%. Ya que, al bloqueo marítimo, aéreo y terrestre impuesto por Israel, ahora hay que sumar el bloqueo impuesto por el dictador prosionista Abdelfatah El-Sisi. Quién impone una dictadura militar al país vecino desde 2013, año en que arrebatara el poder al presidente electo Mohamed Morsi mediante un golpe de Estado.

Desde que se hizo con el poder su principal objetivo ha sido terminar con cualquier apoyo que pudiera tener la causa palestina en Egipto y cerrar a cal y canto la última puerta al mundo que le quedaba a la población Gazatí. Prueba de ello es la destrucción de todos los túneles por los que entraban la mayor parte de los alimentos, medicinas y demás productos de primera necesidad a Gaza. Y más recientemente, la expulsión de decenas de miles de egipcios de sus casas, el asesinato de cientos de personas y la detención de varios miles, con el objetivo de crear una “buffer zone” a lo largo de la frontera palestina que aísle completamente a la Franja. Decisión que lleva planeada una década por parte de Israel y que ahora nos quieren vender como una “medida de seguridad” por parte de Egipto.

Evidentemente todas estas medidas son tan antiegipcias como antipalestinas; por ello es vital tener siempre presente que el ejército egipcio recibe de los Estados Unidos de América 1.400 millones de dólares al año, desde 1978, a cambio de la paz con Israel (acuerdos de Camp David), y que el propio General Sisi fue formado por la gran potencia imperialista.

Sin embargo, a pesar de todos sus esfuerzos, no han derrotado a Gaza, que sigue dando al mundo una de las mayores lecciones de humanidad y dignidad de la historia. Ni siquiera dos regímenes como el sionista y el egipcio, que reciben respectivamente 3.000 y 1.400 millones de dólares al año de los Estados Unidos, han podido doblegar aun la resistencia antiimperialista palestina en Gaza. Y eso que la colaboracionista Autoridad Palestina lleva 10 meses bloqueando los sueldos de todos los trabajadores públicos de la Franja, ya sean policías, profesores, médicos o soldados.

Lo que no esperaban todas estas marionetas del imperialismo es que en Gaza nadie dejase su puesto de trabajo, a pesar de que la mayoría de estos oficios en Gaza suponen un riesgo altísimo para la vida y aunque lleven casi un año sin cobrar. Y es que esta gente no trabaja por un sueldo, ellos y ellas van cada día a trabajar porque saben que así están luchando por su pueblo, es una acción política, de resistencia ante la ocupación, que quiere negarles el derecho a existir y realizarse como país.

Otro ejemplo del colaboracionismo de la Autoridad Palestina con los regímenes vecinos es el hecho de haber bloqueado la entrada de gas a la Franja hasta que el gobierno de Gaza no renuncie a aplicarle un impuesto de 1$ por cada contenedor de 12kg de gas. No hay que olvidar que de los impuestos que se aplican a todas las importaciones a la Franja de Gaza un 35% es para Israel y un 65% para la Autoridad Palestina.

Todas estas medidas buscan terminar de ahogar al gobierno de Gaza y que este no tenga más remedio que ceder el poder a la “amiga” Autoridad Palestina.

Por ultimo, la situación de los campesinos de Gaza es aun más extrema que antes, ya que los soldados de las Fuerzas de Ocupación Israelíes no respetan ni siquiera los limites de la “buffer zone” impuesta por el régimen sionista a 300 m, ya que han disparado a campesinos y tractores que estaban trabajando a 400-600m de la valla. Por si eso no fuera bastante, a los pocos campesinos que se atrevieron a cultivar sus tierras, la ocupación les quemó la cosecha recién sembrada rociándola con productos químicos mediante el uso de avionetas.

Israel conoce la importancia de destruir cualquier tentativa de soberanía alimentaria en la Franja de Gaza.

Fuente: http://www.correodelorinoco.gob.ve/multipolaridad/gaza-masacre-continua/

Mural de solidaridad con Palestina es borrado por desconocidos

Estándar

Por Tali Feld Gleiser.

Ayer, sábado 22 de noviembre, la Comisión de Solidaridad con Palestina de la ciudad de Mendoza, Argentina, invitó a la inauguración de un mural a favor de Palestina y denuncia de la más reciente masacre israelí a Gaza, en la estación 25 de mayo del tranvía, Godoy Cruz.

La sorpresa fue que el mural había sido completamente cubierto con dos tipos de pintura: una base al agua y una mano de esmalte sintético. El vecino, dueño del muro, informó que hasta su auto había sido salpicado con pintura y que el hecho sucedió después del mediodía.

Según testimonios de vecinos y habitantes de Godoy Cruz, la municipalidad incentiva esta intervención artística, lo que se puede constatar en los muros cercanos que están todos pintados con grafittis y murales

 Finalmente la obra de arte fue rehecha con la poca pintura que había sobrado.

Podrán destruir los murales, pero jamás borrarán la solidaridad con el pueblo palestino!